Los 5 puntos más absurdos de la “Teoría” de la Tierra Plana

Aunque no están claras las razones por las cuales un movimiento como este gana adeptos cada día, lo cierto es que cada vez más gente cree que la Tierra es plana. Por este motivo hemos decidido presentarte los que creemos son los 5 puntos más absurdos de esta "teoría".

Actualidad, TL;DR, WATTBA  /   /  By Miguel Peiró

Planeta, curiosa palabra. La palabra planeta etimológicamente viene del latín, pero su verdadero origen es griego y significa: “vagabundo” y “errante”. Esto se debe a que en la antigua Grecia, y según el sistema geocéntrico de Ptolomeo, planetas tales como Mercurio, Venus, o Marte, no parecían seguir un movimiento orbital en la bóveda celeste, como si vagaran errantes.

 

Pero parece que a día de hoy la palabra planeta está confundiendo a muchas personas. ¿Vendrá de “plano”? ¡sí, eso es! La palabra planeta es una prueba de que la Tierra es plana, sino ¿por qué no se llama “esfereta”, “redondeta”, o algo así? ¿verdad? Este juego de palabras tan infantil que acabo de hacer es tremendamente parecido al tipo de pruebas que usan aquellos que creen que la Tierra es plana. ¡Sí, existen! y se aglutinan bajo la llamada Sociedad de la Tierra Plana (Flat Earth Society).

 

 

Quizás mucho de vosotros ya les conocéis. Si habéis visto algún video de la NASA, no hace falta más que echar un vistazo a los comentarios del mismo para darse cuenta de ahí están, ¡los Tierraplanistas! Pero contrariamente a lo que pueda parecer ésta extraña corriente no es nueva, viene de muy atrás.

 

La primera prueba firme de que la Tierra no era plana se la debemos a Pitágoras (569-475 a.c.). Muchos siglos después, las contribuciones de Copérnico y Galileo no dejaban lugar a dudas, la Tierra debía ser esférica. Sin embargo, a mediados del siglo XIX, Samuel Rowbotham decidió hacerse un hueco en la Historia diciendo que todo era mentira, que la Tierra era plana, así sin más argumentos. Estaba sembrando la semilla que cerca de 150 años después se convertiría en la Sociedad de la Tierra Plana.

 

La “teoría” de la Tierra plana (voy a entrecomillar teoría durante todo el post ya que para mi una teoría es bastante más que un conjunto de afirmaciones) tiene infinidad de matices, ramas, y diferencias entre unas y otras. Esto es básicamente un reflejo de que nadie sabe exactamente en qué debe creer. Eso sí, lo único que está claro en esta teoría es que hay que defenderla a capa y espada, y el único criterio unificado es la propia creencia en la teoría. ¡Realmente es muy desconcertante!

 

Sin más preámbulo, a continuación os presento los 5 puntos más absurdos de la “teoría” de la Tierra plana:

 

1. La Tierra no tiene curvatura

Es, obviamente, la principal afirmación de la “teoría”. Además a esto tenemos que añadir un punto clave para ellos: todos los satelites o estaciones espaciales no existen, son una manipulación de la NASA y demás agencias espaciales (luego volveré al tema de NASA porque es realmente creativo todo). Claro, si todas las imágenes que nos llegan del espacio son falsas, ¿cómo podemos saber si la Tierra es plana o tiene curvatura?

 

 

Para ellos la prueba es irrefutable. La Tierra es plana porque el horizonte, allá donde mires, es plano. ¡Ejem, ejem! sí, así tal cual. Creo que esta gente quizá no entienda de tamaños, igual se creen que si miras cualquier esfera, da igual desde donde y como, la verás curva. Pues la verdad que no es difícil imaginar que no.

 

Si el radio de curvatura de una esfera es de un tamaño semejante a la distancia desde la cual observas entonces verás la curvatura, pero en caso contrario, como nos pasa a los Humanos con el horizonte, la curvatura es prácticamente inapreciable.

 

 

2. La Gravedad no existe

Como expliqué en mi post sobre la gravedad , la Teoría de la Gravitación Universal de Newton nos habla de que la fuerza gravitacional entre dos objetos sólo depende de la distancia que los separa, no depende de la orientación que estos tengan entre si. Esto significa que la gravedad posee una simetría esférica, y por ello, entre otras cosas, los objetos astronómicos tales como la Tierra o el Sol, poseen una forma cuasi esférica.

 

Más adelante Einstein, en su Teoría de Relatividad General, perfeccionó nuestro entendimiento de la gravedad e incluyó, como no podía ser de otra manera, los planteamientos de Newton. Claro, si los tierraplanistas creyesen en las leyes de la Gravitación su “teoría” perdería el sentido, si es que en algún momento lo ha tenido, ya que la Tierra habría de ser esférica.

 

¡No hay problema, para ellos la gravedad no existe y punto final! En su lugar postulan la existencia de lo que llaman aceleración universal, algo así como que las cosas no se caen al suelo si no que es la Tierra la que acelera hacía ellas. Y lo más curioso de todo es el como explican esto: la Tierra es como una moneda (plana) que viaja por el espacio de forma acelerada porque… ¡la energía oscura produce tal aceleración! Es una oda a la creatividad.

 

No sé si en algún momento han pensado en el vuelo de una simple mosca. Según su teoría, el vuelo de la mosca implicaría que ésta está escapando de la Tierra en todo momento, volando siempre hacía arriba, con una aceleración igual a la producida por la energía oscura. Maravilloso.

 

 

3. La Antártida es un gran muro de hielo

Creo que este punto es mi favorito. Al mas puro estilo Juego de Tronos, la “teoría” de la Tierra plana nos asegura que la Antártida está situada en los bordes de la moneda siendo un gran, e impenetrable, muro de hielo. ¡Sí, has leído bien! Además, el polo Norte quedaría situado en el centro de la moneda.

 

Según ellos nadie sabe a ciencia cierta que hay tras el gran muro, eso sí, existen numerosas “teorías” que defienden con vehemencia. Os voy a contar la que más me ha gustado y que encontré en una discusión dentro de la propia página de la Sociedad de la Tierra Plana: tras el gran muro de hielo se encontraría un vasto océano circular que separaría los confines de lo conocido del gran continente de “Antichtone/Atlantis”. Aquí podéis ver un mapa de la Tierra de acuerdo a esta “teoría” (¡ojo a la posición del Sol!).

 

Allí, en este desconocido continente, habría grandes bosques, lagos, y mamuts (?!?!?!?!). Según esta “teoría”, los nazis llegaron allí en una expedición en 1939 usando uno de los millones de túneles que existen bajo tierra. Además, esta región sería calentada por un segundo Sol que permanece invisible, aunque otras teorías apuntan a que puede ser por una anomalía del éter (para mi es imposible de entender estos conceptos).

 

 

Una vez hemos recuperado el aire, sigo. Una de las pruebas (de nuevo, ¡irrefutable!) de que la disposición de los polos es como os he comentado (en los bordes y en el centro de nuestra preciada moneda Tierra), es el logo de la ONU. En él se puede ver una proyección de la esfera terrestre sobre un plano circular. En geometría, este tipo de proyecciones se llaman proyecciones estereográficas, y quizás ellos no sepan que antes de la invención del GPS se usaban en cartografía. Por cierto, este tipo de proyecciones conservan los ángulos (en matemáticas se denominan “conformes”), pero nunca las áreas, por si los tierraplanistas quieren pensar en ello…

 

 

4. El cielo es una cúpula de cristal

Aunque, para ser sincero, parece que no todos los creyentes en la “teoría” de la Tierra Plana creen en esto, merece la pena mencionarlo. Resulta que todo lo que vemos en firmamento es de mentira. Para ellos, sería una gran cúpula de cristal donde, supongo que se ha “puesto”, todo lo que alguien quiere que creamos que hay. ¿Quién?, no lo sé. ¿Cómo?, aún menos. Pero cuando no sabemos algo podemos recurrir a aliens, ¿no?

 

Como en el caso del gran muro de la Antártida, no hay acuerdo con respecto a qué puede haber más allá de esta gran cúpula. Algunos dicen que un vasto océano (parece que cuando no se entiende algo se pone un océano siempre y listos), otros dicen que la nada, y los más religiosos creen que estaría Dios.

 

Pero sin duda la subcategoría que más me gusta es la que dice que el firmamento estaría proyectado sobre la cúpula desde aquí, desde la moneda Tierra. Y en este contexto, la creencia más extendida es que la Luna sería una de estas proyecciones. No hace falta buscar mucho en YouTube para encontrar vídeos acerca de este maravilloso y mágico punto.

 

 

5. La NASA son los Nazis

Vamos a dar la receta para crear la NASA según esta gente. Coge a un puñado de conspiranoicos, una pizca de illuminatis, unos cuantos masones y mormones, y aderézalo todo con magos, hadas, y enanos irlandeses en representación de las fuerzas del Mal. Mételos en un edificio que parezca moderno, y en cosa de un mes…¡voilà! tendrás la NASA. ¿Y quién puede ser capaz de controlarlos a todos?, efectivamente: los Nazis.

 

Todo se remonta al final de la II Guerra Mundial. En ese momento el general alemán Wernher von Braun (perteneció a las SS) se traslada a Estados Unidos para formar parte de la armada estadounidense. Creador de la mayor parte de los cohetes más importantes diseñados durante el siglo XX, von Braun es considerado uno de los mejores ingenieros aeroespaciales de la historia. ¡Ya tenemos todos los ingredientes!

 

La presencia de von Braun en estos inicios es una prueba clara de que la NASA a día de hoy son los Nazis. Si además tenemos en cuenta que ellos fueron los primeros en visitar el continente de Antichtone (más allá del gran muro) haciendo uso de los túneles, no nos queda ninguna duda.

 

En la Teoría de la Tierra Plana la NASA no es más que un conjunto de pseudocientíficos y mentirosos cuyo único objetivo es el de reventar todo acercamiento a un entendimiento mayor de la Naturaleza. Y yo me pregunto: ¿se miran al espejo los tierraplanistas?

 

 

Con el tierraplanismo (si es que no puedo decir ni el nombre sin reírme) pasa algo parecido a lo que pasa con Corea del Norte: es delirante, pero existe. Eso es lo jodido. El problema subyacente es que algo malo estamos haciendo cuando pesamientos como éste (o el creacionismo, que ojito con ése también) crecen en lugar de desaparecer. La vacuna contra ellos es la ciencia.

 

 

 

Comments

comments

Sobre el autor

Doctor en Física Teórica y experto en comunicación pública y divulgación de la ciencia. Proyecto de escritor y explorador de la fusión Ciencia-Arte. Me fascinan Beethoven y tocar el piano, la halterofilia y el snowboard, la materia oscura y mirar al cielo, todo muy normal.

Posts relacionados

Bill Gates planea construir una ciudad inteligente en Phoenix (Arizona). Gates ha obtenido un...

Antimateria, esa palabra que cuando la pronuncias con un tono intrigante hace pensar que hablamos...

El físico teórico, astrofísico y cosmólogo Stephen Hawkins, ha vuelto a rectificar acerca de los...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons