¿Y si pudiéramos cambiar a nuestro antojo los colores de objetos ya impresos en 3D?

Este nuevo método ofrece la posibilidad de cambiar el color de objetos impresos en 3D tras haberlos impreso. Algo inédito hasta ahora.

Actualidad, Trending, WATTBA  /   /  By Angie

La impresión 3D ha realizado grandes avances a lo largo de estos últimos años, pero si hablamos de modificaciones a objetos ya impresos entonces la cosa acaba de cambiar, y mucho.

 

Hasta ahora, si querías realizar cualquier modificación o cambio sobre el objeto no te quedaba otra opción que reimprimirlo. Pues bien, un equipo de investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL, según sus siglas en inglés) ha conseguido cambiar eso. El equipo ha presentado ColorFab, un método para cambiar repetidamente los colores de los objetos impresos en 3D después de su fabricación.

 

Gracias a la tinta (de creación propia) imprimible 3D que cambia de color al exponerse a la luz ultravioleta, el equipo puede cambiar el color de un objeto multicolor en poco más de 20 minutos.

 

 

Por el momento el proyecto está centrado en plásticos y materiales compatibles para la impresión 3D, pero los creadores dicen que las personas podrían cambiar de forma instantánea el color de su ropa u otros artículos. Eso sería posible mediante el uso de luces más potentes o la adición de más tintes adaptables a la luz.

“Hablando en términos generales, las personas están consumiendo mucho más ahora que hace veinte años, y están creando una gran cantidad de residuos”, dice la profesora del MIT Stefanie Mueller, quien co-escribió el nuevo documento sobre el sistema. “Al cambiar el color de un objeto, no tiene que crear un objeto completamente nuevo cada vez”.

Así que no solo se trata de objetos que podríamos cambiar según nuestras necesidades, si no que este método también ayudaría a eliminar el exceso de objetos innecesarios.

 

Stefanie Mueller

 

¿Cómo funciona?

Para usar ColorFab, deberá subir su modelo 3D a su interfaz y luego elegir un patrón de color. Las partes del objeto que se pueden transformar tienen un diseño pixelado. Eliges qué píxeles activar (cambiar el color) o desactivar (volver a cambiar a transparente) dentro de la interfaz de ColorFab. Los tintes adaptables a la luz resaltan el color en los tintes base cuando se exponen a la luz ultravioleta. Bajo luz visible, los colores desaparecen y la tinta se vuelve transparente.

“Este es el primer sistema fotocromático imprimible en 3-D que tiene un proceso completo de impresión y recoloración que es relativamente fácil para los usuarios”.

 

 

¿De qué está hecha la tinta?

La magia de esta tinta es que tiene tintes base y tintes fotocromáticos o adaptables a la luz, tratándose de una tinta personalizada.

 

El equipo también espera mejorar en cuanto a la gama de colores. Por ejemplo, la activación de azul y rojo podría mostrar morado, mientras que si se activan el rojo y el verde se vería amarillo.

 

Mueller tiene como objetivo que las personas puedan combinar sus accesorios según sean sus gustos de manera eficiente y sin la necesidad de tener varios objetos iguales o parecidos en diferentes colores. Eso mejoraría el espíritu ahorrador y ecológico. Otra de las opciones es que las tiendas minoristas tengan la posibilidad de customizar en tiempo real el color del objeto que el cliente va a comprar.

 

“Es un gran paso para la impresión 3-D poder actualizar dinámicamente el objeto impreso después de la fabricación de una manera rentable”.

 

Comments

comments

Sobre el autor

Posts relacionados

El Mobile World Congress (MWC) es el evento de telefonía móvil más importante del año, donde se dan...

Febrero no está siendo un buen mes para Snapchat. El último rediseño de la plataforma no ha gustado...

Jeff Bezos anunció este martes a través de su cuenta de Twitter que ha comenzado con la instalación...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons