Liz Parrish no te va a hacer inmortal, pero va a conseguir que no mueras nunca

La presidenta de BioViva solo tiene un propósito y no lo oculta: que nadie vuelva a morir jamás

Actualidad, Tech, Trending  /   /  By Taramona

En occidente y los países desarrollados los accidentes de tráfico, el cáncer y las enfermedades cardiovasculares son las 3 causas principales de muerte. Si observamos los datos de países en vías de desarrollo, la cosa cambia. Malnutrición, enfermedades contagiosas, virus y picaduras de mosquito, probablemente, sean lo que más humanos mata cada año, pero hay una enfermedad de la que nadie escapa y a medida que vayan mejorando la calidad y condiciones de vida de toda la especie, más y más personas morirán a causa de ella porque, para colmo, hasta hoy ningún médico se había planteado acabar definitivamente con ella de una manera realista: el envejecimiento.

 

Telomeres Bioviva

 

Liz Parrish es la presidenta de BioViva, una compañía biotecnológica que desarrolla terapias genéticas y otro tipo de terapias regenerativas con el propósito de reprogramar tus genes para rejuvenecerlos, invirtiendo el proceso de envejecimiento. Eso no solo supone hacerte más fuerte, más saludable y más inteligente de lo que eres, sino terminar de una vez por todas con la muerte por envejecimiento.

 

Una de las principales trabas con las que se encuentra Parrish cuando desvela sus propósitos es algo que probablemente tú estés pensando ahora mismo: “pero, ¡si es lo natural!”, “¡tenemos que morir!”, “¡nos hemos muerto así toda la vida!”, sin embargo eso no es del todo exacto. Si miramos las causas de mortalidad en 1665 veremos que el 90% de las causas de muerte eran debidas a enfermedades contagiosas y menos del 5% de la población superaba los 35 años. Según mi Google Analytics, eso significa que probablemente ya estarías muerto o te quedaría muy poco. ¿Le dirías ahora a un médico que no es necesario prolongar tu vida más allá de los 35? ¿Le habrías dicho a los científicos de entonces que estaban cometiendo un error o habrías entendido que se trataba de una avance médico que cambiaría el curso de la historia?

 

Enfermedades como el Alzheimer, la diabetes o la demencia están todas relacionadas con el envejecimiento de los genes, por eso rejuvenecerlos no solo es un capricho egomaníaco de perpetuación de la vida sino la cura definitiva a enfermedades que todos estamos de acuerdo en que deberíamos erradicar. La amortalidad (profundizaremos en ese término ahora mismo) puede que solo sea el efecto secundario del tratamiento. El futuro que nos plantean los tratamientos de BioViva a medida que vayan mejorando es el de una vida que no se verá interrumpida por el paso del tiempo y el envejecimiento. Seguiremos muriendo, o teniendo la posibilidad de hacerlo, pero solo voluntariamente o de manera violenta. No seremos inmortales, pero no será fácil dejar de existir.

 

lab mouse

 

Además de ser la presidenta de su compañía, Liz Parrish tiene otro cargo en su Linkedin: paciente cero de su propia compañía. Hasta ahora BioViva había experimentado exclusivamente con ratones, algunos de los cuales han duplicado su esperanza de vida con respecto a los más longevos de todos, que estaban ya sometidos a una dieta controlada y a una rutina de ejercicio, pero a partir de septiembre del año pasado, ella misma se ha estado inyectando su propio tratamiento, obteniendo hasta el momento resultados inauditos, convirtiéndose en el primer ser humano en ser rejuvenecido mediante terapia genética. Su propio tratamiento ha invertido 20 años de deterioro de Telomeres, una región del ADN que protege a los cromosomas del deterioro. En cristiano, no es que Liz parezca joven para su edad, lo es.

 

¿Pero quién es esta persona? ¿Dónde realiza sus experimentos? ¿Cómo se financia?
Parrish empezó estos tratamiento investigando para curar enfermedades infantiles, un motivo más para que se le otorgue el título de humanitaria. Ahora dirige su clínica en Bogotá, Colombia, pero también trabaja en Bahamas y otros lugares en los que la regulación es más flexible para poder progresar más rápidamente, esquivando las barreras legales norteamericanas que prohiben que pueda usarse a sí misma para sus experimentos. Su lucha por exponer la cantidad de medicamentos aprobados por la FDA (Food & Drugs Administration) que están matando a gente es otro de los motivos por los que algunos médicos, científicos y políticos de todo el mundo la consideran “incendiaria” y suponemos que, lamentablemente, el hecho de ser mujer tampoco le habrá resultado fácil. Para mí lo más asombroso es no haber sido capaz de encontrar ni siquiera una breve bio, resumida y sin foto en wikipedia. En cuanto a la financiación y los respaldos necesarios para desarrollar su trabajo, BioViva cuanta con inversión privada pero el objetivo final de la compañía es democratizar su tratamiento para que sea accesible para todo el mundo, no exclusivamente para las clases más privilegiadas. De hecho, como ella misma dijo en una entrevista, “esto no debería tener valor monetario, debería ser gratis”.

 

Si quieres saber más acerca de BioViva y de su presidenta, mira este vídeo en el que trata varios de los temas que acabas de leer aquí.

 

Comments

comments

Sobre el autor

Director creativo, editor de Rewisor, esposo de una chica de pelo raro y padre de Chatarra, la gata más gorda del país.
Esbirro de #EscoriaElPerro.

Posts relacionados

La idea de una renta básica universal se ha considerado hasta ahora una utopía, para algunos...

Los puntos de carga para coches eléctricos no abundan en todas la ciudades. Uno de los principales...

Hyper Chariot se presenta como la primera empresa en comercializar evacuated tube transport...

2 Comments
 
  1. Antonio Martí 14 Diciembre, 2016 at 4:59 pm Responder

    Hay que conseguir ya que el envejecimiento sea considerado enfermedad. Esto tiene mucha trascendencia.

    Sólo cuando técnicas como la que Liz Parrish ha ensayado, con un precio adecuado, pueden hacer sostenibles los sistemas de salud pública del tipo que tenemos en España.

    Indudablemente hay muchos intereses económicos enfrentados. Por eso la gente hemos de apoyar lo que es mejor para nosotros y es que se venzan las enfermedades de la vejez y el envejecimiento mismo con tratamientos como el arriba referido y otros como el CRISPR/cas 9.

  2. Pingback: ¿Qué es el transhumanismo? — rewisor.com

Deja tu comentario

Simple Share Buttons