¿Por qué te gusta tanto Stranger Things? (o la explicación científica de la nostalgia)

Es como esa casa del árbol que nunca tuviste y aún así, la recuerdas vivamente

Actualidad, Trending  /   /  By Taramona

Cualquier tiempo pasado fue mejor. Esto no es solo un refrán viejuno, date una vuelta por Facebook y verás cómo parece que todo el mundo piensa lo mismo.

 

La música nueva no nos gusta tanto como la de nuestra adolescencia, las películas ya no nos emocionan como antes y da igual cuántas cosas nuevas se descubran, lo mucho que mejoren los efectos especiales o la calidad de los carteles de los festivales, todo parece ir a peor. Pero eso no tiene nada que ver con los hechos, es solo que las personas somos yonkis del pasado.

 

Al igual que cuando pensamos en nuestro futuro personal tendemos a ser optimistas (“Google dice que son 20 minutos pero seguro que tardo 15”, “verás como el año que viene me puedo coger vacaciones” o “voy a echar la lotería, que seguro que toca”), cuando recordamos el pasado no estamos reproduciendo una imagen exacta de lo ocurrido sino una versión optimizada que nos hace recordarlo mejor de lo que era.

 

Según el informe de Alan H. Hirsch, Nostalgia: a Neuropsychiatric Understanding, “la nostalgia es el anhelo de volver al hogar del pasado (…) el anhelo de una versión desinfectada del pasado, lo que en psicoanálisis se llama una memoria de pantalla, no una representación verdadera sino una combinación de distintos recuerdos, todos unidos, habiendo filtrado previamente cualquier emoción negativa.” Es como cuando vuelves a jugar a Tomb Raider y te das cuenta se que recordabas los gráficos mucho mejor de lo que son.

 

También es normal que leas esto y pienses que es una idiotez, porque contradice esa versión de los hechos por la que sientes un cariño especial. Cuando recordamos el pasado nuestro cerebro olvida selectivamente los momentos tristes, el dolor y las frustraciones pintando una imagen de éste mejor de lo que realmente fue.

 

Pero, como dice Hirsch, a diferencia de la memoria de pantalla, la nostalgia no es el recuerdo de una memoria concreta sino el de un estado emocional. Ese estado emocional idealizado sucede en una era concreta y los elementos que nos ayudan a regresar a ella hacen que sintamos por ellos un cariño especial.

 

stranger things stand by me

 

Por eso a todos nos ha gustado Stranger Things. No se trata de lo mucho que te gustasen Los Goonies o E.T. Si volvieses a jugar al rol a lo mejor te decepcionaría (algo que no ayudaría a que nos llevemos bien) y el motivo por el que te gusta tanto la banda sonora, aparte de porque es la hostia, es porque Michael Stein y Kyle Dixon usan sintetizadores clásicos y sonidos de los 80, cuando eras un adolescente, un niño o estabas ocupada naciendo y tu única responsabilidad era ser tú misma.

 

Esto no le resta valor a la serie ni mucho menos, solo ayuda a explicar su éxito y de alguna manera reconoce el acierto de sus creadores. No es fácil reunir en una sola serie y sin hacerse pesado tantas referencias y estímulos capaces de hacernos sentir pequeños y felices de nuevo.

 

Por otro lado, la nostalgia puede tener su lado negativo según Hirsch. Personas que han sufrido abusos en su infancia, que repiten fracasos amorosos y/o económicos tienden a repetir errores porque les devuelve a esas situaciones que, a pesar de ser negativas, les resultan familiares. Eso de repetir patrones y tal… pues ésta es la explicación que nunca te dio Paulo Coehlo.

 

Pero si los humanos somos tan guays y se supone que estamos tan bien diseñados, esto debe servir para algo, ¿no? Pues sí.

 

En el siglo XVII la nostalgia estaba considerada una enfermedad mental por el médico suizo que le puso ese nombre a la dolencia física y mental de los soldados que necesitaban volver a su hogar. En griego, nostos es casa y algos, dolor. Pero el doctor Constantine Sedikides (un nombre bastante nostálgico para los que echamos de menos la era dorada de la línea Vértigo, de DC) se puso a investigar y descubrió que la nostalgia “nos hace más humanos.”

 

A pesar de ser una emoción “agridulce”, la nostalgia nos ayuda a combatir la soledad, el aburrimiento y la ansiedad. Las parejas se unen cuando comparten momentos de su pasado juntos y cuando hablamos con alegría del pasado, parece que nos volvemos más optimistas e inspirados para el futuro.

 

¿Significa eso que si no te gusta Stranger Things no estás en tu sano juicio? Si le preguntas a un médico, seguro que te dice que no, que lo que pasa es que sus referencias no despiertan en ti lo mismo que en el resto pero que cualquier otra serie, película, olor o canción lo hará. Si me preguntas a mí, te diré que lo que pasa que que no has tenido infancia pero, eh, yo no soy médico.

 

Pero si eres de los/as que te flipa Stranger Things, ahora puedes tener una experiencia con Playstation VR y plantarle cara al Demogorgon y sentir el miedo (y la nostalgia) en tu propia piel.

Esta entrada fue publicada por primera vez el 17 de agosto de 2016

Comments

comments

Sobre el autor

Director creativo, editor de Rewisor, esposo de una chica de pelo raro y padre de Chatarra, la gata más gorda del país.
Esbirro de #EscoriaElPerro.

Posts relacionados

Científicos han intentado, por primera vez, editar un gen dentro del cuerpo en un audaz intento de...

Bill Gates planea construir una ciudad inteligente en Phoenix (Arizona). Gates ha obtenido un...

Se acerca uno de los cambios más importantes para la llamada portada de internet. Se trata de...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons