(Entrevista) Nicole Pérez y sus Misbehaving (Ro)bots

Entrevistamos a Nicole Pérez, una diseñadora industrial que busca humanizar a los robots con su proyecto Misbehaving (Ro)bots; imitando los aspectos irritantes y no siempre placenteros de las relaciones cotidianas entre seres humanos.

Robótica, Trending  /   /  By Marta Giralt Dunjo

El futuro de los robots domésticos es un tema que nos incumbe a todos – desde los developers de Silicon Valley hasta los pioneros en Japón. Cada vez hay más personas contribuyendo al desarrollo de un futuro en el que humanos y robots convivirán en harmonía (o no).

 

A medida que nos acostumbramos a esta realidad, cada vez hay más personas que adoptan posiciones más críticas y cuestionan como serán o como deberían ser nuestras relaciones con estos robots.

 

Nicole Pérez es una diseñadora suiza-mexicana, especializada en diseño industrial y recientemente graduada en Material Futures en la Central Saint Martins University de Londres. Para su trabajo Misbehaving (Ro)bots desarrolló una serie de robots traviesos que imitan las aspectos pesados, irritantes y no siempre placenteros de las relaciones cotidianas entre seres humanos. Su intención es humanizar a los robots manifestando que las relaciones íntimas entre personas no se basan solo en tratar con lo divertido y placentero, si no mayoritariamente con todo lo demás.

Aquí tenéis la entrevista que le hice.

 

Quiero preguntarte sobre tu trabajo Misbehaving (Ro)bots; ¿cómo llegaste a este concepto?

Cuando empecé mi proyecto estuve leyendo sobre Japón, donde hay un grave problema con la creciente población que ha dejado de tener relaciones sexuales. Se pronostica que si algo no cambia en la forma en que se relacionan las personas, 1/3 de la población dejará de existir en 2060. En base a esto me di cuenta de que en diferentes áreas del mundo están cambiando la forma en la que nos relacionamos y tenemos relaciones íntimas y quise entender cual era la causa de este cambio.

 

Me di cuenta de que la tecnología y el desarrollo de robots y formas avanzadas de I.A. juegan un papel fundamental en estos cambios dentro de nuestra sociedad. Los robots del futuro no solamente van a ser tus nuevos compañeros o ayudantes, sino que también podrían llegar a ser tu pareja. Así pues, a mi lo que realmente me interesaba saber era ¿cómo vamos a diseñar los robots del futuro para que nos den una simulación más verdadera?

 

Parte de tu proyecto consiste en manifestar que las relaciones íntimas entre humanos son mucho más sobre lo cotidiano. ¿Crees que buscaremos lo mismo en nuestros robots caseros?

Como todas las tecnologías y servicios que tenemos hoy en día, creo que las personas van a buscar aquello que les falta en su vida. Esto lo podrán conseguir desde un servicio creado por una app o en un robot que les de más opciones y les deje vivir una vida más feliz y cómoda. Creo que sí vamos a crear robots que estén únicamente diseñados para satisfacer necesidades específicas. Esto tiene un lado muy positivo, ya que los futuros robots podrán formar parte de nuestro día a día y asistirnos en varias áreas de nuestras vidas, pero también tenemos que aceptar que esto puede poner en conflicto nuestra privacidad o crear ciertos dilemas éticos.

 

 

Una pregunta que siempre me hago es ¿hasta qué punto tendremos el mismo tipo de relaciones que tenemos con humanos pero con robots?, ¿crees que esto será posible en el futuro?

Yo creo que ya tenemos relaciones con robots, ¡mira por ejemplo nuestros iPhones! La integración de AI en nuestro teléfono con Siri, Google, tracking, etc. demuestra que estamos bastante perdidos si nuestro iPhone no funciona. Esto, dentro de unos años podría llegar a ser lo mismo pero con robots. Si estás muy solitario y llega un robot, claro que cambiaría tu estilo de vida y podrías llegar a tener una relación con ellos.

 

Tu proyecto tuvo mucha atención mediática después de tu graduación, ¿cómo se lo tomó el público y que respuestas obtuviste?

(Entre risas) Muchos pensaron que estaba loca y que cómo podría haber hecho un proyecto así como parte de mi graduación, pero otros pensaron que sí que tenía un punto de razón. Mis robots son una colección de comportamientos que yo analicé o que me di cuenta que pasaban en cualquier relación entre seres humanos.

 

 

Tuve mucha suerte, pude exponerlo en Dutch Design Week – Robot Embassy en donde la interacción entre el ser humano y el robot era el enfoque. Es una área de investigación en la que todavía hay mucho que desarrollar. Interactuamos con máquinas con nuestra voz o nuestros dedos, pero todavía no lo hacemos con todo el cuerpo. Yo creo que por eso mucha gente vio mi proyecto como algo más provocativo.

 

¿Qué querías conseguir con tu proyecto?

La verdad es que quería crear algo que la mayoría de la gente entendiese y provocara reacciones en las personas. Quería que la gente se enfadase o respondiese de una forma positiva; mi objetivo era crear un debate. Empecé a fijarme en las cosas que parecen inútiles e irritantes en los seres humanos (pero que también nos caracterizan como especie). A través de mis investigaciones llegué a la conclusión de que mis robots tenían que ser imperfectos y traviesos ya que, al comportarse de esta forma tan simple y primitiva creaban un sentimiento de ternura en el público que es exactamente lo que estaba buscando… aquí es donde empieza la relación íntima con ellos.

 

Para mí lo más espantoso es que, cuando comienzas a tener emociones delante de una máquina empiezas a tener otros niveles de dependencia con ella y, tal vez eso es lo que siempre intentan conseguir las empresas privadas para sacar provecho.

 

Comments

comments

Sobre el autor

Posts relacionados

Sí, lo sabemos, mucho hype y luego nada. Pero parece que esta vez va en serio.   A principios de año...

Purificador de aire; polución y microplásticos – $249,99 El microplástico (partículas diminutas de...

El estudio inglés Seymoupowell ha diseñado un concepto para un servicio de cosmética que...

Deja tu comentario

Simple Share Buttons