Tenemos que hablar de los robots sexuales

¿Prostitución y explotación extendida o paso evolutivo inevitable? ¿Qué significará la integración de los robots sexuales?

Estilo de Vida, Tech, Trending  /   /  By Taramona

Si lo quisieras, ahora mismo podrías entrar en truecompanion.com y comprar una pareja sentimental robótica hecha a tu medida. Puede que no sean lo suficientemente realistas, o no te convenza el catálogo, pero no pasa nada. Prueba en mysiliconelovedoll.com o en realdoll.com y empezarás a tener problemas para distinguirlas de una modelo de verdad y, encima, su personalidad también responderá a tus necesidades. Lo que te guste a ti, le gustará a ella y lo que no, no, a no ser que te guste que te lleven la contraria. Uno no va a buscar ‘pareja’ cuando encarga un robot, va a fabricársela.

 

 

Los robots sexuales están dejando de ser una fantasía de ciencia ficción, para empezar a ser un hecho y no todo el mundo está de acuerdo en qué pensar acerca de esto. Por un lado es fácil averiguar por qué a unos les parece la idea del siglo. Los robots sexuales, tanto femeninos como masculinos (aunque es cierto que estos últimos son mucho menos populares), están hechos a la medida del comprador. No solo puedes personalizar su físico, el fundador de Real Doll, Matt McMullen, está esforzándose por mejorar la Inteligencia Artificial que instala a sus muñecas para que respondan a los deseos de sus clientes. Esto hace que, por otro lado, haya mucha gente que vea los robots sexuales, o sex-bots, como la mayor amenaza para las relaciones humanas. Pero, ¿es así?

 

 

La Doctora Kathleen Richardson, experta en ética robótica de la Universidad De Monfort, Leicester, ha firmado una carta junto a otro grupo de científicos titulada The Asymmetrical ‘Relationship’: Parallels Between Prostitution and the Development of Sex Robots (La ‘Relación’ Asimétrica: Paralelismos Entre la Prostitución y el Desarrollo de los Robots Sexuales) con la que han iniciado una campaña en contra de los robots sexuales y piden a los desarrolladores y fabricantes que reflexionen sobre el posible daño que estos pueden llegar a hacer a la sociedad. Según la Dra. Richardson y el resto de firmantes, estos solo refuerzan la explotación y la desigualdad que sufren mujeres y niños en todo el mundo, extendiendo la prostitución a otro campo más, favoreciendo así la falta de empatía por parte de quienes la disfrutan.

 

Lo cierto es que esto se ha escuchado antes, pero con otra forma y otros ‘objetos’. La también Doctora Kate Devlin respondió a Broadly que todo esto “apesta a pánico moral. El tono de la campaña sugiere que las mujeres son pasivas y niegan su gestión sexual presuponiendo que a) no nos gustaría que estos robots sexuales se fabriquen a nuestra imagen y semejanza (es comprensible) y b) que no queremos tener robots sexuales hechos para nuestro propio placer.”

 

Lo cierto es que cada vez que una innovación, especialmente si es tecnológica, llama a la puerta, cogemos el rifle antes de abrirla, y aunque es razonable sospechar, como ocurriría con una visita inesperada, hay que preguntar (y pensar) antes de disparar. Seguimos escuchando a la gente decir que las personas ya no se comunican ni leen desde que tenemos móviles, sin embargo el uso principal que se les da es la comunicación con personas de todo el mundo, con mayor facilidad solo que de manera diferente, y los millenials son la generación que más lee en comparación con los mayores de 30 años.

 

 

Pero es cierto también que las diferencias entre la prostitución o la explotación sexual y el sexo robótico son difíciles de distinguir. En Londres ya se ha anunciado el primer Blowjob Café, una cafetería en la que empezar el día con un latte, un donut y, con perdón, una mamada. La diferencia con respecto a los Blowjob Bars tailandeses es que en estos el último servicio lo ofrecerán robots. Su fundador, Bradley Charvet, es el dueño de la principal agencia de escorts y ‘masajistas’ de Londres y los precios están pensados para no competir con los de su otro negocio así que las sospechas de la Doctora Kathleen Richardson no parecen tan desfasadas.

 

Mientras tanto, los expertos predicen que los primeros matrimonios con robots serán legales alrededor de 2050 y en el 2º Congreso Internacional sobre Amor y Sexo con Robots, el Dr. David Levy dio una conferencia titulada “¿Por Qué No Casarse con un Robot?”. Como no parece que se pueda llegar a una prohibición internacional de los robots sexuales, como la que se está intentando conseguir con los robots asesinos, solo nos queda cruzar los dedos y especular sobre lo que ocurrirá una vez se normalicen. ¿Dejaremos de relacionarnos definitivamente entre humanos una vez podamos diseñar a la persona con la que decidamos convivir, o se convertirán en otro juguete sexual como los que miles de parejas usan a diario, ya sea solas o acompañadas? ¿Cambiará nuestras relaciones drásticamente o se terminarán normalizando e incluyendo de manera natural?

 

Lawrence M. Krauss, uno de nuestros teóricos de la física favoritos, dice que no ve ninguna amenaza en que los robots ganen conciencia algún día, pero la pregunta que realmente mola hacerse es, ¿tendrás algún día esta conversación con tu pareja androide?

 

 

Comments

comments

Sobre el autor

Director creativo, editor de Rewisor, esposo de una chica de pelo raro y padre de Chatarra, la gata más gorda del país.
Esbirro de #EscoriaElPerro.

Posts relacionados

Powerbank de Tesla es una batería externa para smartphones, iPads o todo lo que se pueda cargar,...

Moderna Therapeutics ha dado un importante paso en sus esfuerzos por producir una vacuna contra el...

El laboratorio de innovación externo de IKEA, Space10, ha creado One Shared House 2030, una...

3 Comments
 
  1. Pingback: El futuro no se va a quedar esperándote — rewisor.com

  2. Melania 20 junio, 2017 at 12:23 am Responder

    Hola buenas noches , he perdido mi marido de un infarto hacen 6meses , me gustaría hacer un robot con su imagen y semejanza , y con su voz y su sonrisa incluso tengo unos vídeos con sus carcajadas , me gustaría saber si es posible gracias .

  3. Melania 20 junio, 2017 at 12:25 am Responder

    Creo que los robots , pueden realizar muchas fantasía y quitarte la soledad ya que la humanidad pasa más tiempo con WhatsApp etc .

Deja tu comentario

Simple Share Buttons