Nos flipa la Switch, creo que lo hemos dejado claro en los últimos 3 años. Tiene muchas cosas que son maravillosas, sin embargo,la consola de Nintendo está lejos de ser perfecta.

5 cosas que amamos de la Nintendo Switch

Empezamos con lo bueno:

1. Es una consola única

La PS4 y la XBOX son muy diferentes, pero no tanto como la Nintendo. El sistema 2 en 1 hace de la Switch algo realmente novedoso que ya se empezaba a fraguar con el tabletomando de la Wii U. Podemos contar con una consola relativamente potente que puede usarse tanto en el salón como en la calle, mola mucho.

2. Expansión de memoria sencilla y universal

Ampliar el almacenamiento en consolas requiere llevar a cabo un cambio de disco duro, lo cual, si bien es relativamente sencillo, es mucho más complicado que cambiar una tarjeta MicroSD. Nintendo lleva usando tarjetas SD y MicroSD desde la Wii, lo cual se agradece.

Aunque existen MicroSD certificadas por Nintendo, cualquiera con la certificación U-3 os dará un rendimiento suficiente.

3. Dos mandos sin tener que pagar más

Es cierto que los Joy-Cons no son mandos totalmente completos, sin embargo, la versatilidad que ofrecen estos mandos no la encontramos en el resto de sistemas y permite el multijugador local sin hacer una inversión extra. Además, los sensores que incluyen y lo que podemos hacer con Labo, es sencillamente genial.

4. Está recibiendo una gran cantidad ports e indies

Si bien en 2017 el catálogo de Switch era bastante limitado, en estos años, la 2 en 1 nipona ha recibido mucho amor por parte de los estudios indies. Si bien la consola de Nintendo no es particularmente potente, tiene potencia suficiente para los títulos de la generación anterior. No es un escenario que les permita competir con la generación actual, pero nos permite disfrutar de grandes títulos como L.A. Noire, Saints Row o Witcher 3 en cualquier parte. Se me ocurren pocos compañeros de viaje mejores.

5. Animal Crossing

Es la única consola en la que puedes jugar a Animal Crossing: New Horizons. Solo eso justifica sobradamente la compra de esta consola.

Y ahora 5 cosas que odiamos de la Nintendo Switch

Muchas de las cosas que vamos a listar a continuación no son tanto problemas de la consola, si no de como Nintendo la gestiona. Sin embargo, como mantiene Nintendo a su consola es parte de la experiencia de propiedad de una Switch.

1. Joy-Con Drift

El Joy-Con Drift es un defecto físico de los mandos de la Nintendo Switch que provoca que la consola detecte un movimiento en el joystick que no existe. El problema parece que ha estado tan extendido que muchísimas remesas de mandos están afectadas. Una pena.

2. Lo del dock

El dock de la Ninteno Switch siempre ha traído mucha polémica. En primer lugar porque si no usas un protector, puede rallar la pantalla de la Switch. El dock de la Nintendo Switch es bastante (e innecesariamente) aparatoso. Solo cuenta con un USB 3.0 que, aún a día de hoy no está activado como tal.

Pero si por si esto fuera poco, Nintendo ha llevado a cabo una serie acciones que han impedido que usemos de forma segura un dock de terceros.

Trataré de resumir esto lo más posible. Si bien la Nintendo Switch utiliza un conector Tipo C y (a priori) el protocolo Power Delivery, tras la actualización 5.0 del firmware de la Switch, muchos docks de terceros empezar a freir consolas. El problema viene de que la Switch usa una versión modificada de este protocolo que no ha sido liberado y, de manera aleatoria, parece pedir a los cargadores cantidades diferentes de voltaje, lo cual genera el conflicto y acaba por cargarse la consola.

[El dock de Nyko fue uno de los más afectados por la 5.0.]

En resumen, a día de hoy, la única manera segura de conectar nuestra Switch al televisor es mediante el, nada barato, dock oficial. Existe una opción 100% segura que es utilizar una carcasa distinta para el dock. Pronto os hablaremos de ella. No significa que si utilizas un dock de terceros se vaya a estropear tu Switch sí o sí, pero existe la posibilidad. Por eso, nosotros no lo recomendamos.

Todo esto tiene pinta de que podría resolverse si Nintendo pusiese intención en ello, igual que ellos generaron el problema con una actualización.

3. Accesorios: Pocos y caros

Cuando Nintendo anunció la Switch con su sistema modular de mandos, cabía esperar que viésemos un poco de fantasía en este aspecto. En las semanas de su lanzamiento vimos estos bocetos, cuyo origen probablemente sea de un fan, y que abrían un mundo de posibilidades muy interesantes.

Dos años después de su lanzamiento solo hay 2 alternativas oficiales: Un Joycon izquierdo idéntico pero con D-Pad y los Split Pad Pro, ambos de Hori y ninguno de ellos inalámbricos.

4. Una experiencia online bastante pobre.

Los servicios online siempre han sido la asignatura pendiente de Nintendo. Carece de un sistema sólido como PSN o XBOX Live y lleva varias generaciones lastrando este problema.

Con la Switch se pusieron algo las pilas, sin embargo, el sistema para añadir amigos sigue siendo ridículamente complejo, la necesidad de usar una app en el móvil para el chat de voz es absurda (e innecesaria como ha demostrado Fortnite); y el sistema de guardado en la nube es cuanto menos una broma, ya que no soporta juegos como Animal Crossing desarrollado por la propia Nintendo, por lo que si tu Switch se rompe o la pierdes, tendrás que volver a pagarle hipotecas a Tom Nook.

Todo esto remata con una tienda de juegos con una política de precios incompresible y que desalienta la compra de títulos online, siendo que resulta más barato comprarlos en físico.

5. Switch podría ser perfecta para el streaming

Stadia, Nvidia Now, XCloud… Los servicios de streaming de juegos están llegando y vienen para quedarse. Personalmente no creo que vayan a sustituir por completo al resto de plataformas, pero sin duda tendrán mucho impacto.

[Fuente: @Merryweatherey]

La Nintendo Switch tiene una potencia limitada, pero más que de sobra para usar cualquier servicio de streaming. Nintendo no parece tener la capacidad de ver esto. Si se abriesen a Stadia por ejemplo, su consola se haría mucho más perdurable en el tiempo, ya que las mejoras en gráficos no implicarían ningún tipo de cambio en el hardware de la consola (quitando una posible mejor tarjeta de red o sonido).

Poder optar a los triple A actuales y a los exclusivos de Nintendo sería una combinación totalmente ganadora. Esperemos que esto se haga posible en algún momento.

Hasta aquí nuestro repaso de lo mejor y lo peor de la Nintendo Switch. ¿Crees que nos dejamos algo? Dínoslo en los comentarios.