El martes 27 de septiembre Elon Musk presentó en el IAC (International Astronautical Congress) su plan para llevar a los primeros colonos a Marte y hoy nos despertamos sabiendo que el multimillonario creador de PayPal y dueño de Space X y Tesla planea mandar la primera nave en menos de una década y tener un millón de habitantes en el Planeta Rojo para 2060.

Musk tiene Marte en el punto de mira desde hace mucho y hasta se podría sospechar que las misiones que Space X realiza para la NASA son una manera rentable de experimentar y aprender para conseguir su objetivo final: convertirnos en una especie multiplanetaria, pero tras su presentación de ayer el mundo está dividido entre quienes salieron asombrados y entusiasmados por su proyecto y quienes lo han recibido con escepticismo e incluso lo consideran absurdo.

elon-musk-portada

Si bien es cierto que los planes del Real Life Iron Man parecen delirantes, no sería la primera vez que se enfrenta a la incredulidad internacional para responder con un zasca en toda la boca. Es posible que los Musk-eteers (el nombre que se dan a sí mismos los fan boys de Elon) se dejan llevar por un entusiasmo pasado de vueltas con eso de “si crees que algo es imposible, dile a Elon que no puede hacerlo”, pero es un hecho que para cuestionar su palabra antes debemos tener en cuenta que estamos dudando de alguien que procesa la información y trabaja a un nivel de rendimiento fuera de lo normal. Es como decirle a Michael Phelps que no es posible ganar 7 medallas comiendo 7 cheeseburgers al día.

Nosotros hemos recopilado algunas de las dudas y preguntas más frecuentes que han surgido después de la presentación para intentar averiguar si el plan es tan descabellado como dicen algunos o si deberíamos empezar a ahorrar para comprarnos el primer billete.

1) ¿Para qué necesitamos irnos de aquí, con lo bonito que es esto?

space-x

Musk considera necesario trasladarnos y dejó claro el por qué en su ponencia cuando dijo que la alternativa es “quedarnos en la Tierra a la espera de una extinción final”. No está nada mal como argumento de venta pero es que además es cierto. Podría ser el cambio climático (el que provocamos nosotros o el que sufra la Tierra que se le va la olla cada cambio de era), un asteroide, la llegada a la presidencia de Trump o, si todo va bien y aguantamos el tiempo suficiente, el día que el sol estalle y nos convierta a todos en fajitas de pollo. Sin importar el motivo o la fecha, es imprescindible empezar a ocupar otros planetas para, en un futuro muy lejano y si somos capaces de hacerlo realidad, poder seguir trasladándonos por el universo sobreviviendo en un entorno que no es tan estable ni amistoso como nos imaginamos.

2) ¿Por qué Marte?

spacex-marte

Principalmente por proximidad. Venus plantea muchos problemas y Mercurio está demasiado cerca del sol como para ofrecer unas condiciones de vida favorables. Marte es el planeta que mejor conocemos, cada cierto tiempo está lo suficientemente cerca como para viajar a él en un espacio de tiempo razonable y a pesar de sus mucha pegas tiene mucho en común con la Tierra. ¡Joder, si hasta tiene agua!

3) ¿Cuánto se tardará en llegar a Marte?

Comparing conditions on Earth and Mars. "If we could warm Mars up, we would once again have a thick atmosphere and liquid oceans." (SpaceX)

Comparing conditions on Earth and Mars. “If we could warm Mars up, we would once again have a thick atmosphere and liquid oceans.” (SpaceX)

 

Éste es uno de los aspectos más importantes del viaje, sobre todo cuando ya de por sí los tripulantes deben contar con que el riesgo de muerte es muy alto. No, en serio, mucho. Las órbitas de Marte y la Tierra hacen que la distancia entre ambos vaya variando llegando a su punto más cercano cada 780 días aproximadamente.  En ese momento es cuando SpaceX debería enviar su ITS para cumplir su tiempo estimado de viaje: 3 meses. Esta duración ya de por sí es bastante corta pero Musk cree que la travesía se podrá reducir a un mes.

4) “Perdona, ¿has dicho ITS?”

space-x-comparativa

Sí, disculpa, el nombre de la aeronave que planean construir es Interplanetary Transport System (ITS). Al principio se iba a llamar MCT (Mars Cargo Transporter) pero en uno de esos giros de guión que tanto le gustan a Elon, cambió el nombre dejando a todos con la incógnita de si eso significaría que habría un cambio de ruta. Aunque no fue exactamente así, como dijimos la semana pasada, Marte no es más que el primer destino de un plan cuyo objetivo final es el transporte de humanos a otros rincones de nuestro sistema solar (de momento), no solo Marte.

5) ¿Cómo será el Interplanetary Transport System?

musk-its

Con solo ver las imágenes lo primero que nos viene a la cabeza es que la aeronave que planea construir Musk es el sueño húmedo del estereotípico conductor de un descapotable rojo. Se trata del cohete más grande que se haya creado jamás, con una lanzadera reutilizable como la del Falcon 9 (que ya ha conseguido aterrizar en vertical en más de una ocasión y en diferentes superficies) y 42 motores Raptor en la base. La aeronave podrá transportar hasta 100 pasajeros, dice Musk, y la lanzadera y el “Módulo Interplanetario” medirán casi tanto como dos Boeings 747.

6) ¿Cuánto cuesta esta locura y cuánto será el coste público?

spacex-iac

Empezaré respondiendo a la última parte de la pregunta que es, desgraciadamente para nosotros, nada. A no ser que seas un ciudadano de los Estados Unidos de América en principio ningún otro gobierno podrá participar en la financiación pública del proyecto, y de momento solo el propio Musk está dispuesto a invertir. Una de las principales críticas que ha recibido por parte de algunos medios es precisamente ésa, que sin haber inversores que colaboren, los plazos (que veremos ahora) parecen imposibles de cumplir. Por otro lado la ponencia en sí ha sido, para muchos, una maniobra publicitaria con poco o ningún rigor, ni valor científico que solo ha servido para dar al protagonista aun más repercusión mediática y atraer a posibles inversores.

Para terminar, el precio de cada billete a Marte empezará en 200,000 dólares, el equivalente al precio medio de una casa en U.S.A. y el objetivo final es conseguir una colonia auto-sostenible de un millón de habitantes en un plazo de 40 a 100 años. Se estima que el coste será de 10,000 millones de dólares. Si sumamos el precio de cada billete hasta llegar a esa cifra la compañía habría ingresado alrededor de 200,000 millones de dólares, o sea 50,000 millones más que el presupuesto de los últimos quince años de la Estación Espacial Internacional.

7) ¿Cuándo empezarán a salir las primeras naves de SpaceX a Marte?

plazos-space-x

Este es uno de los puntos más polémicos y discutidos de la presentación, en parte porque algunos medios han querido contar su historia más que la del propio ponente. Musk había dicho ya que la primera misión saldrá en 2018, pero no será una nave tripulada sino una de sus naves Red Dragon que enviará los primeros robots. Será en 2023 cuando despegue la primera misión con tripulantes abordo pero eso dependerá de si se consigue el dinero y aún así ha advertido de que los plazos aún no son ni mucho menos definitivos y están sujetos a muchos condicionantes.

8) ¿Y cuando lleguemos allí, qué?

Pues ésa es buena. Parece que la misión de SpaceX es “construir el medio de transporte” pero construir la base y el espacio habitable  será la misión de los primeros colonos. “¿Quién quiere ser el primero en construirlo todo, desde la primera refinería hasta la primera pizzería?”. Graciosísimo, Elon. Otra cuestión a la que no da una solución es la radiación. Según dice la radiación durante el viaje no debería ser un problema. A-ha… Solo esa radiación está muy por encima de la “aconsejable” y no parece que se haya hecho mucho por explicar cómo el ITS va a mitigarla, pero el problema obviamente no acaba ahí. ¿Y al llegar?

elon-musk

La atmósfera de Marte y su campo magnético son, hablando mal y pronto, una mierda si eres humano, lo que hace la radiación insoportable. No, no como los vídeos de Leticia Sabater, eso mola. Insoportable de “chaíto, estás muerta”. Para colmo la gravedad en Marte es muy pobre y aunque la NASA lleva años experimentando para averiguar las consecuencias de la baja gravedad en el cuerpo humano no hay resultados concluyentes que nos digan que guay, que todo bien. Si ese problema no se resuelve los billetes de 200,000 pavos serán el suicidio más caro del mundo. Musk se quitó la pregunta de encima durante el Q&A, diciendo que se crearía un campo magnético artificial (porque eso es súper fácil) pero ninguna de sus respuestas nos dejan tranquilos. Menos aún a los que tengan que pagar una millonada para viajar a un microondas.

Ahora imaginemos que llegamos ahí, sobrevivimos y… bueno, Marte es la mierda.

9) ¿Cómo volvemos a casa?

elon-musk

Musk ha dicho que es necesario crear una plataforma de despegue en Marte para ofrecer una manera de regresar a la Tierra. No solo porque siempre ha criticado las misiones solo de ida y no le entusiasma la idea de tener un cementerio de naves carísimas, sino que por algo ha diseñado una lanzadera recuperable. A pesar de todo, la vuelta aún está por ver. Según el se podría utilizar un combustible a base de metano que se minaría en el propio Planeta Rojo, pero no entró en detalles sobre la viabilidad y el proceso.

Conclusiones personales

La verdad es que para mí cualquier idea nueva de Musk es un soplo de aire fresco y una volada de cabeza que me gusta recibir. Creo en él, en sus ideas, en su entusiasmo por la vida y en su lucha por convertirnos en una especie inmortal. Una lucha que además lleva a cabo con sentido del humor y empoderando a los freakies que le admiramos donde otros admiran a Cristiano Ronaldo o a Kanye West (que también valen, ojo). Dicho esto, es cierto que esta presentación parece un poco precipitada y puede que respondiera más a una agenda externa a la que debía acoplarse (en este caso a la del IAC) que al ritmo natural del proyecto. En cualquier caso, yo me quedo con su frase de ayer y cruzo los dedos para que en 2026 me encuentre otra vez con la sonrisa de Elon escondiendo un “os lo dije”.

“La esperanza de vida de la civilización humana será mucho mayor si nos convertimos en una especie multi-planetaria. Bien, ése es un argumento defensivo, pero lo que yo encuentro realmente irresistible es que será una aventura increíble, creo que sería la cosa más inspiradora que pudiera imaginar. La vida debería consistir en algo más que solucionar problemas cada día, necesitas despertarte y que el futuro te emocione y te inspire y te dé ganas de vivir”.

Elon Musk

P.D. No puedo acabar este post sin la canción que sonará en mis cascos si algún día consigo ganar lo suficiente como para pillar un billete, aunque sea en turista: