2019 llega a su fin y como cada diciembre hacemos un forecast de lo que podemos esperar del año que viene.

Este año ha servido para replantearnos nuestra relación con la tecnología. Las noticias distópicas de China son un buen ejemplo de lo que pasa si dejamos que esta se use para dominarnos en lugar de para aumentar nuestras capacidades y algunos players ya han tomado medidas.

Aunque suene a campaña de lavado de imagen, Apple ha hecho hincapié en la privacidad de los datos de sus usuarios, Twitter ha tomado una postura favorable respecto a los anuncios de campañas políticas en su plataforma (toma nota, Zuckerberg) y varios fabricantes de móviles tienen instalado por defecto un medidor de tiempo de uso para ayudarnos a controlar el exceso de tiempo que pasamos mirando nuestras pantallas.

Este año podría ser uno en el que retomemos el optimismo pre-2016 y empecemos a adoptar una relación sana con nuestras máquinas, o eso esperamos.

Para esto hará falta que la regulación juegue a nuestro favor, no a favor de los gigantes tecnológicos, que las empresas vuelvan a poner el foco en nosotros, no en nuestros datos, y que nos devuelvan la confianza perdida.

1) La regulación se estrecha sobre las empresas tecnológicas

Elizabeth Warren, senadora norteamericana y candidata a la presidencia en 2020 promete regulaciones más estrictas para las empresas tecnológicas.

Los nuevos traspiés de Google y Facebook y las novedades en Instagram, que dicen ser una cosa pero podrían ser otra, nos ayudan a revisar el papel que queremos que jueguen las redes sociales en nuestro día a día.

De todas ellas, TikTok, la que más crecimiento ha tenido este año, llamó especialmente la atención al reconocer que había ocultado voluntariamente contenido de usuarios con discapacidad, obesidad y/o miembros del colectivo LGTBI.

Todo esto podría tener efectos en las políticas de 2020 y es posible que las redes sociales se encuentren con el brazo regulador apretando más fuerte de lo que se esperaban.

La GDPR europea podría servir de inspiración para otros países, especialmente Estados Unidos, que ya cuenta con algunos representantes políticos como Elizabeth Warren que quieren empezar a tomar medidas más firmes.

2) El año del cloud gaming

El Cloud Gaming vivirá su verdadera revolución industrial ya que entran en acción las grandes compañías que prometían cambiarlo todo.

Por su parte Google Stadia dejará utilizar a todo el mundo su servicio (abren acceso al modelo gratuito que tan sólo compra los juegos y que no paga la suscripción); después tenemos a Microsoft, los cuales lanzarán su servicio XCloud; Tencent con la ayuda de Nvidia también lanzará en China su programa Start de juego en streaming; y Electronic Arts nos dará más información sobre Atlas, que estuvo en beta en 2019 y se espera que se lance el próximo año.

Amazon también ha anunciado que se unirá al juego así que podemos esperar un año muy prometedor para los jugadores mientras las grandes empresas compiten por ganarse nuestro cariño.

Sin duda, 2020 será el año del Cloud Gaming.

3) Duplex, el asistente vocal de Google, no llegará a Europa

Uno de los proyectos más rompedores de Google, Duplex, es un asistente personal de voz que permite realizar llamadas y reservar cortes de pelo o mesas en restaurantes por ti.

El proyecto se presentó en 2018 y llamó la atención, no solo para bien, por el realismo de la voz y la conversación. La I.A. introduce titubeos y sonidos como “ehs” y “ajás” en la conversación.

Tendrá dificultades para cumplir con la GDPR así que no esperes que llegue a Europa en 2020, lo que me deja con sentimientos encontrados. Me parece un producto innovador, con muchas posibilidades, pero por otro lado genera cierta incomodidad en varios aspectos, como el efecto en la confianza de nuestras conversaciones telefónicas y los efectos de una interacción humano-máquina tan difícil de distinguir de las interacciones puramente humanas.

4) La RPA será la herramienta favorita de trabajadores y empresas

RPA son las iniciales de Robotic Process Automation, automatización robótica de procesos en español, y aunque es una tecnología que automatiza tareas normalmente realizadas por humanos, es la herramienta perfecta para dejar que nos centremos en realizar las más creativas y dejar a las máquinas las más repetitivas y monótonas.

La RPA agiliza procesos de pago de nóminas, contabilidad y atención al cliente entre otros y Gartner predice que será de uso común entre las compañías financieras en 2020.

5) Llegada del 5G. Esta vez de verdad…

El 5G será tendencia en 2020, si bien no será el año de explosión en España. El motivo de este aumento de usuarios vendrá por la bajada de precios en los smartphones compatibles con estas tecnologías, ya que tanto Xiaomi o Samsung, entre otras compañías, han asegurado que lanzaran modelos económicos con 5G durante este año.

El problema de esta tecnología en nuestro país es que, durante 2020, tan sólo Vodafone seguirá explotando el 5G, ya que el resto de compañías han mostrado muy poco interés en las nuevas redes, pero para finales de año -seguramente- Movistar comience a mover ficha en este aspecto ya que no pueden estar mucho más tiempo fuera de esta revolución.

6) Half Life podría devolverle la vida a la VR

La VR tendrá el mayor aliado hasta la fecha: el lanzamiento de un juego que puede cambiarlo todo. La gente de Valve anunció un nuevo Half-Life para realidad virtual (“Half-Life Alyx”) y la expectación fue increíble, siendo el juego de VR que más hype ha generado en el sector desde que esta tecnología llegó a nuestras casas.

Si bien esto puede ayudar a dar un gran empujón a la realidad virtual, la explosión que todos esperamos se dará cuando las consolas decidan darle un mayor soporte, con más juegos exclusivos y con experiencias únicas, las cuales serán las únicas que conseguirán que en cada hogar además de una PlayStation / Xbox / PC también haya unos cascos de realidad virtual. “Half-Life Alyx” es el camino, la chispa de la explosión.

7) Aún no será el año de los coches eléctricos

La falta de revolución en las baterías seguirá lastrando a un sector que tiene como mayor enemigo la autonomía de los vehículos. Según las predicciones tecnológicas durante el próximo año y el que viene se conseguirá aumentar la capacidad de las baterías de forma eficiente.

Esta mejora tecnológica, unida a una “verdadera” red de carga eléctrica bien repartida por el territorio nacional, permitirá a España dar el salto hacia un parque móvil libre de emisiones.

8) El 8K llegará a casa

Las televisiones 8K comenzarán a llegar a las tiendas de todo el mundo y abandonarán las ferias tecnológicas.

No se convertirá en un estándar, pero sí en una realidad para los usuarios, los cuales hasta ahora no habían visto esta tecnología más que en internet. La emisión de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 en 8K será el mejor embajador para esta brutal resolución. Como siempre, primero en Japón.

9) Toca prepararse para el Artículo 13

El temido artículo 13, aprobado en 2018 por votación mayoritaria, se pondrá en marcha en 2021 pero en 2010 es cuando habrá que barrer la casa para preparar su entrada.

Si no sabes de qué va mira este vídeo y para conocer sus efectos léete este post pero, resumiendo, para los Googles y los Facebooks supone responsabilizarse de cualquier infracción de copyright de sus usuarios y eso significa automatizar la moderación de contenido aún más.

Las grandes techs son las primeras interesadas ya que no querrán pagar las multas de la EU ni perder audiencia, así que podemos esperar desarrollos y mejoras en las IAs de comprensión de texto e imágenes.

El misterio seguirá siendo cómo nos afectará a nosotros, los usuarios, pero para eso habrá que esperar a 2021.