Cuando me terminaba ayer Mafia Definitive Edition me di cuenta de que los últimos tres juegos que me he terminado son obras viejas vueltas a lanzar. Uno el Super Mario 64, que es un port, el otro es el Crysis Remastered, que es remaster como su propio nombre indica, y el último es -obviamente- el Mafia Definitive Edition, que es un remake.

Si nos fijamos, estas son las tres únicas formas que hay de traer a la actualidad juegos del pasado. La primera forma no lleva prácticamente trabajo, la segunda ya obliga a los desarrolladores a actualizar el juego con nuevas tecnologías y demás trabajo pero, es la última, la que supone un verdadero reto, ya que consiste en volver a hacer desde cero un videojuego para que sea disfrutable según los estándares de ese momento.

[Las reuniones con el Don, lo mejor del juego]

El juego que hoy nos ocupa es el Mafia Definitive Edition, el cual ha utilizado esta última forma para volver rejuvenecido. ¿Su misión? Convencer a aquellos que en su momento no pudieron probarlo y satisfacer a los fans que clamaban por un más que necesario lavado de cara.

Una historia tremendamente bien escrita

Yo en su momento no pude jugarlo, ya que en 2002 -cuando salió a la venta- yo tenía 11 años y lo mismo un juego de acción y mafiosos se le quedaba algo grande a un chaval al que seguir el hilo de los capítulos de Los Simpson le costaba. Y la verdad es que lo agradezco, ya que he llegado virgen -como quien dice- al remake y todo me ha venido de nuevas.

Y cuando lo más importante de un juego es su guion el no conocerlo ayuda a que el golpe sea más fuerte. Mafia Definitive Edition tiene una de las mejores tramas del sector del videojuego, al nivel de cualquier película de Hollywood del subgénero mafioso.

[Planos cinematográficos cada 10 segundos en Mafia, Coppola al aparato]

Personajes estereotipados, pero con cierto crecimiento, tramas internas que se van desarrollando de forma independiente pero que se van influyendo las unas a las otras, un protagonista que entra en la mafia sin querer pero que le coge el gusto… Si no estuviéramos hablando de un videojuego algún que otro Oscar se habría llevado.

La jugabilidad supeditada al guion

El juego quiere contar una historia, y de ahí no se mueve. Con pies de plomo el equipo de Hangar 13 (estudio responsable de este remake) sabe qué debe ser jugado y qué debe ser contado. El juego está poblado de cortes que llevan a cinemáticas en las que vemos al Don con su consigliere y matones. Los planos, los diálogos y la motivación, todo es de película de mafiosos. Y de las buenas.

[La mitica carrera del Mafia con bólidos de los años 30]

El problema es que a veces nos quedamos a medias, un coitus interruptus en toda regla, ya que cuando vamos a hacer alguna virguería al volante salta una cinemática, o cuando vamos a entrar reventando una puerta aparece el video pregrabado. Y ahí alguno que otro se puede sentir desplazado, en el sentido de “deja que te enseñemos el juego tal y como lo pensamos, no como tú crees que es”.

En parte se le perdona, ya que el título no es mentiroso en ningún caso y desde el principio te dejan claro que tú has venido a protagonizar una historia en la que no tienes voto, sólo un guion que seguir y unas líneas que decir en voz alta.

¿Gráficamente? Maravilloso

Si bien no parece un juego de final de generación (2018 y 2019 nos han dejado juegos visualmente increíbles), Mafia Definitive Edition se ve espectacular. Lost Heaven, la ciudad ficticia de los años 30 en la que ocurre el juego luce mejor que nunca. Detalles, iluminación, reflejos, etc. De verdad que pasear por la ciudad es todo un espectáculo gráfico en el que tirarte horas echando fotos.

[¿Cuantas veces hemos visto este plano en el cine?]

Yo que lo he jugado en un ordenador de gama alta (con una tarjeta gráfica RTX 2080), el juego me pedía de toda la potencia de la máquina para jugarlo a la máxima calidad gráfica, pero merecía la pena. Si el juego fuera original y nuevo diría que gráficamente está bien, pero sabiendo que es un remake de un juego de 2002 sólo puedo quitarme el sombrero.

Conclusiones

Si os gustan las películas de mafiosos este juego es para vosotros. Si os gustan las buenas historias este juego es para vosotros. Si os gusta disfrutar de un buen guion este juego es para vosotros. Pero si os gustan los mundos abiertos llenos de misiones y opciones este juego no es para vosotros.

Lost Heaven se puede recorrer entera, con total libertad, conduciendo preciosos coches V12 de época, pero no hay misiones secundarias. El juego es lineal en cuanto a historia, sin segundas salidas ni rotondas. Ve a este punto, mata a esta persona y huye con el dinero. Sota, caballo, rey.

Si esto no os importa y lo que queréis es vivir una historia de mafiosos que bien podrían haber filmado Scorsese o Coppola, te recomiendo encarecidamente que juegues a Mafia Definitive Edition porque merece cada hora de tu tiempo.