Twitch es el pasado, el presente y el futuro de lo audiovisual. Lo hemos visto con Ninja, con Ibai y con El Rubius. Cada tarde cientos de miles de jóvenes se meten en la plataforma de streaming para ver a a estos tres chavales, con audiencias que superan a muchos canales de televisión. Y esto es sólo la audiencia de tres personas, si sumamos a todos los streamers de éxito el numero sobrepasa los varios millones. Y, por supuesto, la política no es ajena a estos cambios de foco.

Y si bien es cierto que algunos políticos se mueven mejor en estos ambientes que otros (Trump tiene un canal en el que no hacen contenido salvo sus mitins y encima le suelen cerrar el canal por incitación al odio), la realidad es que en la carrera política deberían empezar a tomar clases de gaming y streaming.

[AOC en su imagen oficial para el Congreso de los EE. UU. – Crédito: Wikki Commons]

Pero, como todo en esta vida, hay gente que nace con estrella, como es el caso de nuestra protagonista, que sin haber hecho un directo en su vida en su estreno reventó el contador y dejó números para la historia.

Hablamos de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez (más conocida por sus siglas AOC), la cual se encuentra en plena campaña electoral -recordad que el 2 de noviembre se celebran las elecciones presidenciales de Estados Unidos- y donde su imagen y apoyo a Joe Biden pueden ser clave de cara al resultado final.

Por ello, la congresista AOC decidió probar suerte con un directo en Twitch, que a su vez se convertía en su estreno en la plataforma. Pese a su inexperiencia en el campo de los videojuegos, y a que el público no está muy acostumbrado a consumir contenido político, Alexandria Ocasio-Cortez supo cómo convertir esta oportunidad en un éxito rotundo.

[Captura del directo de ayer con 367.000 personas]

El juego elegido para el estreno no podía ser otro que el Among Us -del cual ya hablamos aquí hace unas semanas-, ya que en Twitch lleva meses petándolo. Y, además, sirve como transición a aquellas personas que tienen poca experiencia con los videojuegos ya que no precisa de habilidad a los mandos, sólo labia y coartadas coherentes.

Hablando de números, que es donde está de verdad la noticia, AOC consiguió tener un pico de 435.000 espectadores y una media nada desdeñable de 350.000 personas. Para que os hagáis una idea su media es más del doble de espectadores que el mayor pico que ha tenido el famosísimo -y querido- Ibai en esta plataforma.

Ese pico de audiencia de casi medio millón de personas la coloca entre las 20 mayores transmisiones de la historia, según TwitchTracker, y si obviamos los canales oficiales de empresas como PlayStation, Riot o Fortnite, y nos centramos en sólo personas que emiten, AOC se colocaría entre las 10 emisiones más vistas en directo de la historia.

[Un juego donde hay que mentir y que no te pillen… ¿perfecto para políticos?]

Y todo esto sólo se refiere a los números que se dieron durante el directo de la congresista, ya que ahora mismo su stream de ayer acumula más de 4,5 millones de visitas. Una auténtica locura.

Con estos números no es de extrañar que el mundo de la política se tome en serio Twitch y se tome en serio a sus electores más jóvenes, ya que las nuevas generaciones consumen cada vez menos el audiovisual tradicional. La ruptura parece mucho más grave de lo que creíamos.