Para acabar el año nos toca traer una buena noticia (si es que os gustan los coches y la marca Apple), ya que los rumores que desde 2015 sobrevuelan la sede de Tim Cook empiezan a concretarse… aunque aún sin confirmación oficial.

Aun así quien ha soltado la liebre es tal categoría que nos vemos obligados a prestar atención a la noticia, porque no todos los días se afirma que Apple lanzará su propio coche autónomo en 2024.

El fabricante de smartphones, smartwatches, tablets y ordenadores más famoso del mundo quiere dar el salto hacia el mercado de los automóviles, siguiendo la estela que dejó Tesla hace unos años.

[De ordenadores a coches, la vida de Apple – Crédito: Unplash]

Pese a que el mundo del automovilismo parezca estanco y centenario, hay nuevas marcas que lo han intentado en las últimas décadas, con mayor o menor fortuna, pero ninguna se parecía a Apple, una compañía reputada y admirada en todo el mundo por crear productos de gran calidad (y caros). ¿Es esto una ventaja? Pues la fama de fiables ya la tienen, pero convencer al comprador de coches habitual será una guerra que nunca han librado.

Pese a que la información es vaga y escasa, el comunicado de Reuters apunta a que Apple está desarrollando un vehículo particular para el 2024 así como la creación de sistemas de autoconducción y con un “gran avance en la tecnología de baterías”, por lo que damos por hecho que, además, será eléctrico.

[Por supuesto, será eléctrico, tal y como es el futuro de la automoción – Crédito: Unplash]

Pese a que en 2019 Apple despidió a 200 trabajadores de su área automovilística, ahora parece que la compañía ha cambiado su enfoque en la construcción del vehículo. Reuters dice que 2024 es la meta de producción del vehículo, aunque podría ser postergado “hasta el 2025 o más allá” debido a los retrasos relacionados con la pandemia. También hay todavía una posibilidad de que Apple pueda reducir sus esfuerzos actuales a tan sólo una tecnología de conducción autónoma.

Como podemos leer en The Verge a principios de mes Apple entregó el control de su proyecto de autoconducción a John Giannandrea, jefe de la IA de la compañía. Y es que Giannandrea fue fichado en 2018 para trabajar en Siri, después de haber trabajado previamente en Google como jefe de búsqueda e inteligencia artificial.

[Esta escena podría protagonizarla un coche Apple, ¿te imaginas? – Crédito: Unplash]

Sin duda, y si esto se confirma, podremos decir que la década de los 20 nos va a traer un panorama realmente futurista: el hombre en Marte y en la Tierra coches autónomos construidos por Apple.