Parece que las grandes empresas han dado el paso (o al menos eso aseguran en sus reuniones internas) en la dirección correcta. El cambio climático es un tema demasiado serio y saben que, hasta ahora, habían pasado de puntillas sobre él. Por eso mismo, y con las agendas internacionales puestas en un mismo foco, los gigantes tecnológicos han decidido que es momento de reducir sus emisiones. Y las fechas que se proponen no están tan lejos.

Como hoy el protagonista de la noticia es Apple y el cambio climático nos vamos a centrar en los de Cupertino, los cuales han anunciado que para 2030 quieren ser neutrales en carbono. O lo que es lo mismo, que en el balance de captura y emisión de CO2 el resultado sea cero.

Google y Apple se unen en la lucha contra el coronavirus

Para ello la gente de Apple se ha puesto como objetivo reducir en un 75% las emisiones de gases de efecto invernadero (cosa que ven bastante factible durante estos 10 años) y ya ver como consiguen deshacerse de ese 25 por ciento restante.

Si vemos su histórico la empresa redujo sus emisiones de dióxido de carbono en 4,3 millones de toneladas métricas en 2019, según el Informe de Progreso Medioambiental de 2020 que ha publicado hoy. Y esto representa una reducción del 35% en sus emisiones si las comparamos con su pico máximo de contaminación, el cual tuvo lugar en 2015. El merito aquí es que han conseguido emitir menos vendiendo más, pero el camino es aún largo sinuoso debido a lo muchísimo que contamina actualmente.

Para conseguir esta reducción del 35% la gente de Apple ha empezado usar materiales reciclados, ha mejorado la eficiencia a la hora de fabricar sus productos (se produce con un 73% menos de energía que hace 11 años) y lleva tiempo adquiriendo su energía de fuentes renovables.

En cuanto al tema de las emisiones de CO2 lo que va a hacer Apple es invertir en grupos medioambientales que protegen y restauran bosques, nuestras fábricas naturales de oxígeno y grandes capturados de dióxido. Vamos, que van a hacer la de plantar árboles para compensar sus emisiones.

De esta forma, Apple se ha comprometido con el medio ambiente como ya hizo Amazon hace poco -si bien los de Jeff Bezos se pusieron como objetivo el 2040- o como hizo Microsoft -que fueron un paso más allá diciendo que serían carbono negativo para 2030-. El futuro será verde, o no será… o eso nos dicen.