Es el hombre de nuestro siglo y la persona más destacada de este 2020 (con permiso de Miguel Bosé y Fernando Simón aquí en España), por eso cada vez que habla acaba llegando a las portadas de todo el mundo. Y ya no sólo por ser mediático, sino porque sus declaraciones suelen ser controvertidas y su opinión bastante respetada -en esto puede que Miguel Bosé no esté de acuerdo-. Pues bien, hoy ha vuelto a hablar y nos ha tocado el Bill Gates más sincero.

En una entrevista concedida al podcast Armchair Expert, el cofundador de Microsoft se mostró crítico y sincero con la realidad tecnológica que tenemos ahora mismo, haciendo referencia al juicio del siglo que ha llevado al banquillo a gigantes como Amazon, Facebook, Apple o Google.

“Si tienes tanto éxito como yo o como cualquiera de esas personas, te mereces preguntas rudas, injustas y difíciles. El gobierno debe poder dispararles“. Ese tipo de interrogatorio viene cuando te conviertes en una empresa súper exitosa”, reflexiona el filántropo estadounidense.

[Imagen de Paul Allen junto a Bill Gates, fundadores de Microsoft]

Durante la charla con Dax Shepard, presentador del podcast, Bill Gates desarrolla su discurso, justificando que cuando una organización tiene tanto poder sobre los ciudadanos, el Gobierno tiene que estar seguro de que lo que están haciendo es totalmente legal.

Además de referirse a este tema, el cofundador de Microsoft también habló de sus inicios en el sector tecnológico, un lugar donde pasó de la noche a la mañana de no ser nadie a convertirse en una celebridad. “Fue una locura porque yo era un nerd no muy sociable, entonces fui lanzado al reino de ‘qué dice sobre esto, qué dice sobre aquello, lo que dice que es medio interesante’ y fue como, whoa“.

Y, para los menos jóvenes, Gates también habló sobre su relación con Steve Jobs, una de las personalidades de nuestro tiempo y que salvó a Apple de su hora más oscura. “Jobs fue un genio, lo que hizo, particularmente cuando regresó a Apple… nadie más pudo hacer lo que él hizo allí. Yo no podría haber hecho eso.”

[Imagen de Steve Jobs en la presentación del iPhone]

Gates también admitió que envidiaba el carisma del ya fallecido CEO de Apple. “Era un gran mago para motivar a la gente, yo era un mago menor, así que no podía caer bajo su hechizo, pero sí podía verlo haciendo el hechizo. Estaba tan celoso de el…”, bromeó el filántropo.

Sin duda escuchar al Bill Gates más sincero es todo un privilegio para aquellos que amamos el mundo de la informática y la tecnología, ya que hay pocas personalidades tan influyentes e importantes del sector como Gates, y menos aún que sean tan abiertas.

Digan lo que digan los conspiranoicos y los magufos, tener entre nosotros a gente como Bill Gates es un privilegio, tanto por la brillantez de su mente como por sus esfuerzos en hacer el mundo un lugar mejor.