La compañía Black Shark saltó al mercado con una propuesta arriesgada pero atractiva: un móvil gaming a buen precio. Con componentes de gama alta pero acabado tosco y poco cuidado, la empresa china quería enamorar a los gamers con su producto. Lo consiguió… más o menos. Desde entonces no han dejado de lanzar nuevos modelos y, justo hoy, nos han presentado los Black Shark 3 y Black Shark 3 Pro.

Pese a que no podemos analizar el dispositivo ya que ni ha salido a la venta ni se ha enviado a los medios para poder escribir las primeras impresiones, lo que sí hemos podido saber son todas sus características técnicas gracias una conferencia en directo a la que hemos sido invitados a través de Zoom.

Con más de 60 periodistas de todo el mundo y junto a tres profesionales de la marca, desde Rewisor hemos podido conocer al detalle los dos nuevos móviles de Black Shark. Sin más dilación vamos con lo importante, es decir, con las características técnicas de los Black Shark 3 y Black Shark 3 Pro:

Pantalla: Pantalla de 7,1″ y 6,67 ” (dependiendo de si es el modelo Pro o Normal) con tecnología AMOLED, resolucion 3120×1440 (2K y 10 Bits de profundidad de color) y refresco de 90 Hz. Y con tecnología HDR 10+. En cuanto a su ratio de captación de pulsaciones tiene un refresco de 270 Hz, algo innecesario en un smartphone normal pero útil en un móvil gamer.

Procesador y gráfica: Qualcomm Snapdragon 865 (micro Kryo 585 y GPU Adreno 650)

Memoria RAM: 8 GB LPDDR5 y 12 GB LPDDR5 dependiendo del modelo.

Memoria interna: 128 GB o 256 GB.

Cámaras: Triple cámara trasera de 64 MPx la lente principal, otra de 13 MPx ultra-wide, y otra de 5 MPx.

Batería: 5000 mAh en dos modulos paralelos -porque mejora la vida de las baterías- con carga rápida de 65W que promete cargar la mitad de la batería en 12 minutos y al 100% en 35 minutos.

Redes y conexiones: Compatible con 5G (SA y NSA), WiFi 6, Bluetooth 5.0, jack 3.5 mm para audio y puerto Tipo C. Las antenas de cobertura van en forma de X para no taparlas con las manos cuando estamos jugando.

Sistema operativo: JOYUI 11 basado en Android 10 y optimizado para gaming.

Precios: Desde los 599 € el modelo Black Shark de 8 GB de RAM y 128 GB internas a 899€ el Black Shark 3 Pro de 12 GB de RAM y 256 GB internas.

Como podéis ver las características técnicas son de smartphone tope de gama, con el procesador más potente de Qualcomm, su compatibilidad con las redes 5G, la batería de 5.000 mAh y la pantalla AMOLED de 2K de resolución. Sin duda corto no se queda.

Eso sí, mis dudas están en el apartado fotográfico, pero es normal, no creo que puedan ofrecer toda esa potencia por ese precio si no sacrifican en algún apartado.

En cuanto a las curiosidades que traen estos dos modelos está el tema de los gatillos pop-up. Sí, lo que habéis leído, tal y como llevan los mandos de las consolas, los Black Shark 3 y Black Shark 3 Pro llevarán unos gatillos que saldrán del móvil cuando vayamos a jugar (se activan desde los propios atajos del sistema operativo). Esto mejorará -con total seguridad- la experiencia de juego y, al poder guardarse cuando acabemos de la partida, no molestan en el día a día.

Por último, toca hablar de sus accesorios, ya que como viene siendo habitual en la compañía los teléfonos vendrán acompañados de un montón de gadgets muy interesantes, sobre todo para los clientes gamers. Un Joy-Con que se ajusta al lado izquierdo, unos cascos bluetooth con latencia bajísima, un cargador inalámbrico pensado para cuando estemos jugando y un refrigerador (compatible con más modelos) que pueden bajar la temperatura hasta 13º, lo cual viene bien cuando vives en zonas de clima cálido.

El móvil no es muy estético, ni ligero, ni fino, pero es normal, no se puede estar en misa y repicando, y en Black Shark han ido de frente: Si quieres potencia, gran batería y buena refrigeración no hay otra que hacer el móvil grande y pesado. En cuanto nos llegue no os preocupéis que os traeremos nuestras impresiones.