La comodidad de desbloquear dispositivos electrónicos sin tener que introducir claves o colocar el dedo en el sensor para que reconozca la huella dactilar resulta rápido, efectivo y práctico.

Recientemente, con el lanzamiento del iPhone X, el reconocimiento facial podría ser una de las opciones más cómodas, pero de la que se ha puesto en duda su seguridad.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Buffalo han desarrollado un software de escaneo cardíaco, utilizando el sistema de electrocardiografía, que podría convertir tu corazón en una clave.

Utilizando el radar Doppler para la realización de mediciones cardiológicas: frecuencia cardíaca, forma del corazón (gemometría) y su movimiento, una vez escaneado por primera vez, el proceso tardaría unos 8 segundos en realizar el reconocimiento completo.

De la misma forma que lo hace el reconocimiento facial, el escáner cardíaco compara los dato del corazón del usuario con la información almacenada dentro del dispositivo. Si coincide, el dispositivo será desbloqueado y el usuario podrá manipular el dispositivo sin tener que realizar ningún otro tipo de confirmación.

Wenyao Xu, autor principal del estudio y profesor asistente de Ciencias de la Computación en la Universidad de Buffalo, asegura que ‘este sistema promete autenticación continua’, que significa que una vez que los usuario se hayan registrado, no tendrán que volver a conectarse a su dispositivo para usarlo.

“Esta tecnología es la primera vez que trae una biometría verdaderamente potente desde la perspectiva de la teledetección”, añade Xu.