Actualización: Twitter lanzará un nuevo “proceso de solicitud de autoservicio” dentro de la aplicación en algún momento a principios de 2021 que permitirá a los usuarios de la red social seleccionar una categoría para la verificación y confirmación de su cuenta. Twitter dice que usará tanto la revisión humana como un sistema automatizado para procesar las solicitudes.

Para muchos es el santo grial, lo más buscado, la joya de la corona. En un mundo donde las redes sociales son nuestro mayor escaparate, ser alguien oficial para Twitter es como ser un dios… o algo así. Muchos lo desean, otros lo buscan, y a algunos les cae. Hablamos de la verificación de usuario, o lo que es lo mismo, el check azul al lado del nombre.

Pese a que nuestra concepción del verificado naciera en 2013, cuando apenas había un puñado de verificados en Twitter, la realidad es que en pleno 2020 la red social tiene ya casi más checks azules que otra cosa, pero bueno, esto no es malo, sino todo lo contrario.

Twitter sufre el mayor hackeo de su historia

El verificado de Twitter no significa otra cosa que la red social dando fe de que eres quien dices ser, y que por tu profesión eres alguien relevante, por lo que necesitas ese verificado para no ser suplantado (imagínense a Donald Trump sin el check azul, jamás nadie creería que un presidente de verdad pudiera estar diciendo semejantes barbaridades por Twitter).

La cuestión es que desde hace ya un tiempo en Twitter no estaban verificando cuentas, tan sólo las más urgentes (temas políticos y sanitarios). Hasta ahora. Ya que la noticia que nos han dado a través de su blog es que a principios de 2021 volverían a repartir los carnets azules entre los usuarios que lo soliciten… si cumplen con los requisitos.

En un vistazo rápido, estos son quienes pueden recibir la verificación: cuentas de gobierno, compañías, marcas, organizaciones sin ánimo de lucro, cuentas de medios de comunicación, entretenimiento, deportes, activistas, organizadores, y lo que Twitter se refiere como “otros individuos influyentes”.

Por supuesto, esta plaquita azul se puede perder, no es un carnet para toda la vida, ya que el mal uso de las cuentas por parte de los usuarios (cambiarte el nombre, cambiar tu biografía para engañar a tus seguidores, etc.) tiene como castigo la desverificación.

Y, para acabar, desde Twitter quieren que de cara al 2021 los usuarios tengan más formas de identificarse a través de sus perfiles, gracias a los “nuevos tipos de cuentas y etiquetas”. Eso sí, de momento no sabemos nada más, ya que compartirán más información al respecto en unas semanas.