Estamos ante un tema muy recurrente en todo el mundo desde hace unas semanas. Los organismos internacionales nos recomiendan usar mascarillas para salir de casa por culpa del coronavirus y, la verdad, es que no en todos lados hay suficiente stock de éstas como para estar utilizándolas siempre.

Por eso mismo, el artículo de hoy va directo a resolver la gran pregunta de millones de ciudadanos: ¿se pueden desinfectar las mascarillas y así reutilizarlas? Pues el caso es que no… y sí. A no ser que hablemos de las mascarillas quirúrgicas, esas en cuanto se acaban sus horas aconsejadas de uso van a la basura, sin más.

En cuanto a las mascarillas FFP2, FFP3 y N95 -que son más caras y más completas- éstas están concebidas como material “no reutilizable” (todas están marcadas con R [de reutilizable] o NR [de no reutilizable]). Pero, debido a la escasa disponibilidad que hay actualmente, se toman medidas excepcionales para su descontaminación o reesterilización debido a la pandemia.

La primera re-esterilización que encontramos se trata con vapor de peróxido de hidrógeno (VPH); donde la mascarilla podría usarse hasta 20 veces, con un proceso de descontaminación de 2,5 horas entre cada uso, quedando excluidas las mascarillas que contengan celulosa.

[En esta tabla de Stanford nos advierten de que el alcohol y el cloro no son métodos de desinfección recomendados]

Pero como es algo accesible en los hogares, disponemos de otras opciones como vapor generado por microondas, calor húmedo generado por un microondas de 1250 vatios durante 2 minutos. Con vapor a 121ºC durante quince minutos observando que las gomas se mantienen intactas y que cierran bien, controlando el número de veces que se re-esterilizan y no deberían tener más de 2-3 usos. Os dejo un video de ejemplo y ¡mucho cuidado que quema!

Un tercer método es a través de luz ultravioleta UVC a 254 nm (1.6-2.0 mW/cm²) durante 15 minutos. Este tipo de radiación se caracteriza por la radiación ultravioleta emitida en la gama de longitud de onda 100 nm – 280 nm y se denomina UVC; se usa para la desinfección de agua y aire, el procesamiento de la comida, y aire acondicionado. Pero lo que es todavía más interesante, se lleva usando durante años para la limpieza y desinfección de juguetes sexuales.

Durante esta búsqueda de información me interesé en indagar todavía más sobre la desinfección germicida. Este tipo de radiación se caracteriza por la radiación ultravioleta emitida en la gama de longitud de onda 100 nm – 280 nm y se denomina UVC; se usa para la desinfección de agua y aire, el procesamiento de la comida, y aire acondicionado. Pero lo que es todavía más interesante, se lleva usando durante años para la limpieza y desinfección de juguetes sexuales.

El uso de este tipo de lámparas es muy peligroso, este tipo de UV sí produce quemaduras en la piel y no se debe mirar su luz directamente. Por ello en zonas como hospitales, para desinfectar quirófanos o salas, disponen de un sensor de movimiento para desactivarse cuando alguien pasa dentro de la habitación.

Encontramos variantes desde bombillas para las habitaciónes de un hogar, soportes para poder desinfectar tu ropa, lámparas portátiles de diferentes tamaños para desinfectar coches, aviones, etc. 

[Video de como lo utilizan para desinfectar buses en Shanghai]

Algunas lámparas de ejemplo que podemos encontrar en el mercado rondan desde lo 40€ hasta más de 100€ con diferentes tamaños y disposiciones. ¿En qué debemos fijarnos? No soy experta en comprar online, pero al menos mi forma de hacerlo es: lo primero mirar si la lámpara de UVC tiene una radiación que coincide con los parámetros: una franja entre 100 nm – 280 nm y mejor si es concretamente de 254 nm para el caso de la re-esterilización; que disponga de mando a distancia o temporizador y tener en cuenta si tiene comentarios sobre el producto y el tipo de empresa que hace uso de ellos como centro de manicura, peluquerías, etc.

Caja de esterilización para productos pequeños como móvil, cartera, llaves, por 90€ que puedes adquirir aquí.

Lámpara de desinfección de espacios pequeños como armarios o cajones con temporizador por un precio de 37€ disponible aquí.

Y una lámpara de pie para las diferentes habitaciones de tu hogar u oficina con mando a distancia, por un valor de 40€ que puedes encontrar aquí.

Cierro, insistiendo que no es oro todo lo que reluce y que en épocas como esta de incertidumbre siempre está el que quiere darnos gato por libre. Informaos, indagad y, como en este caso, quizá lo más fiable si buscamos una lámpara de desinfección nos tengamos que basar en las recomendaciones de páginas y tiendas como sex shops, ya que es un sector donde los llevan usando años… la de vueltas que da la vida.

Cuidaos mucho y recordar usar la mascarilla, no por protegeros a vosotros mismos, sino por protegernos a todos.