La buena publicidad es creatividad en estado puro, además de un reflejo de la sociedad en cada momento. Y eso es algo que un gigante del entretenimiento como Disney sabe bien. Por ello, el departamento de venta de publicidad de Disney y la agencia Translation se han asociado para ayudar a las marcas a reflejar la diversidad de los consumidores en la publicidad y, de este modo, llegar a todo el público.

Así lo anunciaban ayer Rita Ferro, presidenta de Disney Advertising Sales, y Stave Stoute, CEO de Translation, en una carta conjunta: “Disney, una compañía con más capital cultural que cualquier otra en el mundo, se ha alineado con Translation, un líder en publicidad que domina el impacto de la cultura en las marcas, para capacitar a nuestra industria a pensar de manera diferente y entablar un nuevo diálogo”.

[Carta de Ferro y Stoute. Fuente: Disney Advertising Sales]

Pese a que hasta ahora el acuerdo no había salido a la luz, la sintonía entre ambas compañías no era ningún secreto. Llevan trabajando juntas desde principios de año. De hecho, ESPN CreativeWorks, filial de Disney, colaboró con Translation para crear el aclamado anuncio de State Farm emitido durante la emisión de The Last Dance –el popular documental de Michael Jordan– en ESPN.

Con esta asociación, Disney y Translation aspiran a atraer la atención de las marcas y crear para ellas contenido innovador e inclusivo que permita conectar con públicos diversos. “¿Cómo podemos crear un mejor diálogo [con la audiencia] que sirva especialmente para conectar con la comunidad BIPOC [Black, Indigenous, and People of Colour], que constituye casi el 40% de la población de Estados Unidos, pero solo representa el 5% de los ingresos totales de los medios de comunicación?”, se plantean Ferro y Stoute en la misiva.

[Protestas Black Lives Matter. Créditos: Unsplash]

El acuerdo es la respuesta a esta pregunta. Ferro y Stoute reconocen que la asociación de Disney y Translation responde a “los llamamientos generalizados a la diversidad y a una representación más igualitaria en todos los sectores del negocio del entretenimiento”, refiriéndose implícitamente al movimiento Black Lives Matter.

Las reivindicaciones populares han abierto los ojos a muchas marcas que han descubierto la necesidad de acoger la diversidad de su público. De momento las intenciones son buenas. Como dice el título de la carta, veamos “lo que es posible lograr cuando la cultura y la innovación chocan”.