Cuando nació en 2006 en la ciudad de Estocolmo, prácticamente nadie apostaba porque sería una aplicación que cambiaría nuestra forma de consumir música. Ahora, 14 años después, podemos decir sin miedo a equivocarnos que Spotify es un servicio indispensable para millones de usuarios que ha conseguido algo tremendamente difícil: que escuchemos música a través de internet de forma legal.

Pues bien, debido a este éxito brutal –actualmente tiene más de 200 millones de usuarios– es normal que la gente, sobre todo los desarrolladores, se animen a portear el cliente de Spotify para que los usuarios puedan disfrutar de la música allá donde más les plazca.

Entre los casos más extravagantes que recordamos está el de la Atari 600XL de 8 bits para la que se creó una versión de Spotify compatible. El creador de este cliente trabajó durante una semana para conseguir hacer funcionar la app en ese clásico ordenador presentado en 1983.

Y si esto os parece fascinante -que lo es- lo que ha conseguido ahora Alexander Kerelis es más útil, factible (porque no todos tenemos una Atari en casa) e igual de curioso, ya que su trabajo permite utilizar Spotify a través de la consola de comandos de nuestro sistema operativo.

via GIPHY

Si bien usáis Linux, Windows o macOS, el ingeniero afincado en Londres ha creado Spotify TUI para que podáis disfrutar de vuestras listas preferidas de música o podcasts a través de la clásica ventana de comandos. Su instalación es muy sencilla y en Google hay decenas de guías para ponerlo a funcionar en 10 minutos.

Eso sí, tal y como explica Alexander Kerelis esta aplicación no es independiente y necesita que tengamos una cuenta creada en Spotify y tener disponible algún dispositivo conectado a la app con el que poder vincular el experimento, sino no funciona.

Lo chulo de este cliente es que permite que muchos usuarios viajen al pasado con una interfaz propia de una época pretérita en el que las letras, los guiones, los comandos y los fondos negros dominaban el panorama informático.