Más de uno hemos visto esas luces gigantes entrar en los autobuses una vez llegan a la estación terminado su recorrido. O pasar por los andenes del metro limpiando asientos y barras. Esos grandes aparatos llenos de leds que hacen un ruido terrible son luces UV (ultravioleta) y se utilizan en el sector sanitario para limpiar superficies contaminadas. Y, ahora con el coronavirus, éstas se han visto desplazadas de su hábitat natural para ayudarnos a combatir el virus que nos asola.

En esta lucha por la higiene y la prevención de contagios, únicas armas contra las pandemias víricas, los científicos están probando de todo, y si lo más efectivo hasta ahora es la utilización de mascarillas, las luces UV parecen haber conseguido un buen puesto entre las herramientas a utilizar, sobre para desinfectar grandes superficies.

Pues bien, desde que empezaron a sacar las luces UV del laboratorio para llevarlas al mundo terrenal, la marcas no han duda en aprovecharse de la situación lanzando todo tipo de productos. Eso sí, nadie como Samsung, que aprovecha para sacarte un cargador inalámbrico de carga rápida de 10W que, además, es desinfectante gracias a sus luces ultravioleta que te limpian el móvil, las gafas y los auriculares en cuestión de minutos.

En este producto, una especie de caja grande de 7 pulgadas de diagonal, caben desde los smartphones más grandes a unas gafas de sol o ver y a los típicos auriculares de botón, pero al igual que metes esto puedes introducir todos aquellos objetos que creas que pueden estar contaminados (como la tarjeta de crédito o el bonobus).

[Imagen oficial del producto. Crédito: Samsung]

Lo único es que, si bien el uso de las luces UV está bastante extendido en todo el mundo, los investigadores llevan tiempo diciendo que no hay evidencias científicas que lo alaben. Aunque como las ultravioleta matan el 99% de las bacterias y los gérmenes y se ha demostrado que es capaz de eliminar otros tipos de coronavirus, la gente lo está dando como una alternativa efectiva de desinfección.

El cargador/desinfectante de Samsung ya se está vendiendo en varios países (en Europa lo encontramos en Alemania) y cuesta unos 60 euros, lo que es un precio alto para ser una powerbank inalámbrica de 10W pero que no está mal si le añadimos las luces UV para limpiar el móvil.