Los centros comerciales, los bares, los gimnasios y las tiendas de ultramarinos. Todos ellos están cerrados y su apertura aún queda lejos en el horizonte. La cuarentena a la que estamos sometidos para combatir el coronavirus nos ha cambiado los hábitos de forma abrupta. Sin negociar, sin treguas… y sin tiempo para asimilarlo.

Y toda esta situación ha conseguido que los consumidores, nosotros, hayamos empezado a comprar de una forma diferente, concretamente a una forma ética y responsable. Y es que, si no podemos salir de casa más que lo indispensable, lo lógico es que los bienes que no son de primera necesidad en estos momentos (como los videojuegos, los libros, las películas, etc.) no los compremos en formato físico, sino que optemos por su formato digital -si tuviera-, el cual es igual de válido y evita que un repartidor se tenga que exponer viniendo a nuestra casa a darnos el paquete.

En este contexto, la comunidad gamer española ha dado un paso adelante, entendiendo cual es el problema y de qué forma pueden seguir disfrutando de su afición preferida sin arriesgar la salud de nadie. El videojuego en digital está triunfando y los datos lo demuestran.

Según datos de la GSD (Games Sales Data) que ha compartido el medio Games Industry, el crecimiento de lo digital ha sido increíble. Y no sólo eso, sino que además ha bajado el formato físico, aunque los números de este último son más difíciles de interpretar.

En cuanto al aumento del formato digital, el informe revela que en España las ventas crecieron un 142,8% la semana del 9 al 15 de marzo, en comparación con la semana anterior. Y la semana del 23 al 29 volvió a crecer un 23,3% respecto a ese enorme crecimiento. Es decir, las ventas de juegos digitales prácticamente se triplicaron en menos de un mes.

Y si nos vamos a las ventas del físico vemos como han descendido un 5,1% en la última semana (la que va del 23 al 29) pero con algo de trampa, ya que si quitamos de la ecuación las ventas de “Animal Crossing: New Horizons”, la caída es de un 50%, debido a que este juego ha sido uno de los grandes éxitos del año y miles de personas ya lo tenían reservado desde hacía meses.

También han crecido en ventas las consolas, con un aumento del 27,7% la semana del 9 al 15 para luego alcanzar una subida del 66,1% la última semana de marzo. Y esto es lógico, la gente necesita matar el tiempo y muchos le han dado esa oportunidad que tanto tiempo llevaban esperando.