Quien le iba a decir a Jeff Bezos que, tras años de crecimiento sin igual por parte de Amazon, de ganar miles de millones de euros y de fagocitar casi todo el mercado de Estados Unidos (y de Europa) los tribunales de su país le abrirían una investigación. Es cierto que hablamos del país de las oportunidades, pero cuando creces demasiado y aplastas a los demás lo mismo te has saltado alguna que otra ley por el camino.

Pues bien, esta situación que os planteo es real, sólo que a la lista de nombres le tenéis que sumar también el de Sundar Pichai, Tim Cook y Mark Zuckerberg. O lo que es lo mismo, la lista la conforman los CEOs de Amazon, Google, Apple y Facebook, respectivamente.

Como podéis observar estamos hablando de la escena más potente del mundo de la tecnología, con cuatro de las compañías más importantes del mundo y a la que sólo faltaría meter a Microsoft para tener al quinteto titular americano.

[Imagen de Mark Zuckerberg en su pasada testificación]

¿El motivo? Los demócratas creen que se han saltado la sagrada ley antimonopolio, una ley vital en Estados Unidos al ser uno de los países donde más libertad de mercado hay.

Desde el pasado mes de junio de 2019, los legisladores de la Cámara de Representantes se han dedicado a investigar exhaustivamente al sector tecnológico en busca de errores o fallas que condenen a esas empresas que tan grandes y poderosas se han hecho. ¿Han conseguido llegar a ser tan grandes de forma legal?, ¿se han saltado alguna ley por el camino?, ¿han aplicado técnicas abusivas para hacerse con el control de su sector?, etc.

Tras un año de investigación y con 1,3 millones de documentos recopilados, el juicio comienza hoy día 29 de julio y promete dejarnos una de las imágenes más potentes de la década: a los cuatro grandes CEOs de nuestra era testificando en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

[Jeff Bezos, CEO de Amazon]

Si bien el juicio ya hizo que Mark Zuckerberg y Sundar Pichai fueran a hablar en audiencias públicas con los investigadores, lo de hoy es distinto, ya que los cuatros directores ejecutivos van a tener que contestar a preguntas incómodas y con todas las pruebas sobre la mesa. El objetivo de la cámara ya no es echarse una foto con estas estrellas, sino hablar sobre la ley antimonopolio. O eso aseguran los representantes del juicio.

“Las otras audiencias en las que han testificado no han sido realmente audiencias de supervisión, no han sido sobre antimonopolio y comportamiento monopólico. Eso no es lo que estamos haciendo hoy. Ahora somos investigadores”, explicó la representante Pramila Jayapal, miembro de la Cámara de Representantes, a The Verge.

Al final de esta investigación, la intención del comité es publicar un informe detallando cómo los ejecutivos de estas empresas han evitado la responsabilidad gracias a las actuales leyes antimonopolio, ya que dichas normas de competencia no fueron creadas con la industria tecnológica en mente.

Juicio de la década y Sundar Pichai CEO de Google
[Imagen de Sundar Pichai, CEO de Google]

Y, si bien este es el enfoque que tienen los demócratas, la bancada republicana tiene otros intereses, los cuales están relacionados con la libertad de información y de publicación, ya que Donald Trump y su partido lleva meses acusando de que muchas de estas empresas están sesgando la información y moderando contenido que, según ellos, va en contra de la libertad de expresión.

Y a todo esto le podemos añadir una tercera pata, ya que si tenemos la ley antimonopolio por parte de un lado y la acusación de parcialidad por parte de la otra bancada, las empresas tecnológicas seguramente saquen la carta de TikTok y de las demás empresas chinas, las cuales no dejan de crecer en perjuicio de las americanas, las cuales podrían verse en una posición desfavorable en cuanto a competitividad si la Cámara de Representantes falla en su contra.

Imagen de Tim Cook CEO de Apple
[Tim Cook, CEO de Apple]

Pese a ello, el bando demócrata quiere poner sobre la mesa, por mucho ruido que haya, el caso demostrable -y desde fuera muy obvio- de cómo estas grandes empresas se han dedicado a copiar y comprar a toda la competencia que le ha ido saliendo durante los años, aplastando así cualquier posible rival que apareciese.

Mientras que la audiencia de hoy terminará la investigación del Comité Judicial sobre las grandes compañías, esto es sólo el comienzo de una futura acción regulatoria o legislativa. Lo que los ejecutivos digan durante la audiencia podría proporcionar las evidencias necesarias para una nueva investigación antimonopolio o proporcionar la base para proyectos de ley destinados a regular la industria desde el Congreso. Según muchos expertos el juicio de hoy marca el final de la recopilación de pruebas, a partir de mañana empezará lo realmente importante.