Actualización: Los medios chinos acaban de anunciar que el avión espacial ya ha aterrizado de forma satisfactoria. Lo celebran como un éxito y un importante avance en la carrera espacial.

La carrera especial comenzó en la década de los 50 y enfrentó a Rusia y a Estados Unidos, los dos grandes bloques que dividían el mundo: comunismo contra capitalismo. Todos sabemos cómo terminó esa guerra fría espacial, que tuvo como momento culmen la llegada del hombre a la Luna. Desde entonces, las agencias espaciales de todo el mundo han dejado a un lado -más o menos- las diferencias y comenzado a cooperar. China, Europa, Rusia, Estados Unidos… todos tienen ahora objetivos comunes y particulares. Y para ilustrar los proyectos particulares nada mejor que la noticia de hoy: el avión espacial chino.

Algo que nos ha enseñado la televisión es que para llegar al espacio se necesitan ingentes cantidades de combustible, un cohete y una marcha atrás. Una vez llegado al 0 el cohete sale disparado hacia el cielo a miles de kilómetros por hora. Es cierto que Elon Musk ha cambiado un poco el juego con sus cohetes reutilizables, pero la idea es básicamente la misma de siempre.

Escena de un cohete despegando al espacio
[Imagen de un lanzamiento espacial – Crédito: Unplash]

Pues bien, lo que está desarrollando la Administración Espacial Nacional China (CNSA) -Rusia y Estados Unidos también están trabajando en la misma línea- es un avión espacial que pueda viajar al espacio sin la necesidad -incómoda- de los aterrizajes con paracaídas en mitad del océano. Es decir, algo similar a lo que tenemos ahora pero más económico, práctico y seguro, ya que una nave se podría usar varias veces y aterrizaría en una pista y de forma horizontal.

Este -muy posible- avión espacial fue lanzado el pasado viernes según confirmaron fuentes oficiales y estará en el espacio durante un “tiempo indeterminado”. ¿Su misión? Asegurar el uso pacífico del espacio. Sí, yo tampoco entiendo a qué se refieren.

No tenemos imágenes de la nave, ni reales ni renders, por lo que no podemos saber de qué se trata realmente, pero el secretismo de la agencia unido a que desde hace años aseguran que entre sus proyectos estaba el de desarrollar algún tipo de nave espacial experimental reutilizable que fuese capaz de aterrizar horizontalmente, han hecho que los expertos apuesten por el avión espacial.

[Imagen de archivo de un avión especial – Crédito: Unplash]

Andrew Jones, un reportero independiente especializado en el programa espacial de China comenta en The Verge que la especulación de algún tipo de vuelo especial cobró importancia después de que China hiciera modificaciones en la torre del “Centro de Lanzamiento de Satélites Jiuquan” de China.

Como las fuentes no han querido confirmar ni desmentir lo que se ha lanzado al espacio, lo único que podemos es comentar que los medios oficiales aseguraron que el lanzamiento había sido un éxito y que se refirieron al objeto como una “nave espacial de prueba reutilizable”.

¿Estamos cada vez más cerca de tener de verdad las naves espaciales con forma de avión de las películas de Marvel? Ojalá que sí.