Estamos en cuarentena y lo que toca es quedarse en casa. Es sencillo, ¿verdad? Pues esta indicación que parece tan fácil de cumplir parece que no todos los países lo han entendido, ni que todos los Gobiernos le han dado el mismo carácter urgente. Por fortuna en España llevamos ya 10 días en estado de alarma, con la movilidad realmente reducida. Es la única forma de acabar con el virus, nos dicen los expertos, pues dicho y hecho, aunque eso nos lleve a vernos por decimoquinta vez las nueve temporadas de Friends.

Tal y como decíamos, los ciudadanos de todo el mundo estamos quedándonos en casa como parte de la estrategia contra el coronavirus, aunque cada país está tomándose más -o menos- en serio estas indicaciones.

Pero en España no estamos para tonterías. Con los hospitales llenos de enfermos hemos entendido que la cosa es seria. Nuestro deber es permanecer en nuestros hogares y eso parece que estamos haciendo… o eso nos indican los datos.

Y esto lo decimos porque según JustWatch, en su último informe publicado, el país que más ha aumentado en su consumo de contenido en streaming es España, con un aumento del 187%. Para ser más específicos los datos comparan la semana del 16 al 22 de marzo con respecto a la semana del 2 al 8 del mismo mes, es decir, cuarentena y precuarentena.

Si España se encuentra a la cabeza, los paises que le acompañan en el podio son Francia (121%) e Italia (116%). Eso sí, esta clasificación está formada con los países que han impuesto “cierres” de algún tipo.

Entre los países en los que se ha pedido desde los gobiernos un distanciamiento social (pero no una cuarentena obligatoria) tenemos a México como país que más ha aumentado su consumo de contenido en streaming con un 88%, seguido de EEUU (81%), Reino Unido (69%) y Alemania (45%).

netflix-septiembre 2018-rewisor

Este aumento en el consumo del contenido online es algo muy normal en pleno 2020, ya que la gran mayoría de servicios que utilizamos son vía streaming: Netflix, Youtube, HBO, Disney+, Amazon Prime Video, etc.

Y la verdad es que, viendo estos datos, podemos entender mejor que compañías con Netflix o Youtube hayan decidido reducir el bitrate de sus series y películas o bajado la calidad del streaming durante este mes de cuarentena.

Sin duda saber que en España el uso de estos servicios se haya casi triplicado es un alivio para muchos, ya que es un indicador claro de que la gente está respetando las órdenes del Gobierno. Quedémonos en casa, es por el bien de todos.