Hoy más que nunca el mundo está conectado por internet. Concretamente por videollamadas, y si entramos en ese melón el gran ganador de esta crisis del coronavirus ha sido Zoom, famosa por sus enormes fallos de seguridad pero que atesora 300 millones de usuarios diarios, que no son pocos.

Por eso mismo desde Facebook han decidido que ya está bien de mirar a Zoom desde la barrera -pese a ellos tener todo tipo de soluciones- y para competir en su mismo terreno han pensado en Messenger Rooms, una característica que se añade a su clásico chat Messenger que podrá unir a tus contactos en una videollamada de forma sencilla.

Con una capacidad de hasta 50 miembros, Facebook quiere que los amigos se pasen y salgas de las salas de Messenger Rooms como si de un bar se tratase. La verdad es que suena bien, pero luego habrá que ver qué tal funciona.

Pese a que pueda parecer que Facebook llega de nuevas a este sector de las videollamadas, no podemos olvidar que WhatsApp e Instagram son propiedad de Mark Zuckerberg y responsables de todas esas llamadas por videoconferencia que hacemos con la familia y los amigos.

Ahora mismo más de 700 millones de personas usan las videollamadas de WhatsApp y Messenger… y porque no tenemos los datos de los Lives de Instagram, porque si no el número ascendería varios cientos de millones casi seguro.

La idea con Messenger Rooms es que llegue a todo el mundo durante las próximas semanas, y entre las características estará que el creador de la sala pueda decidir si está abierta a todos o si la cierra “con llave” para evitar que se unan huéspedes no deseados. La aplicación se podrá usar desde Messenger y Facebook, en un primer momento, pero la idea es que más tarde lleguen a Instagram Direct, WhatsApp y Portal.

El propio Mark Zuckerberg habló con The Verge sobre esta herramienta hace unos días: “La presencia de video no es una nueva área para nosotros. Pero es un área en la que queremos profundizar, y por eso es que estamos redistribuyendo los recursos de la compañía para centrarnos en la comunicación privada y en las plataformas sociales privadas, en lugar de sólo en las tradicionales -como son ahora Facebook o Instagram-“.

Está claro que Zoom goza de buena salud, con esa enorme masa social que le respalda (sobre todo a niveles profesionales), pero las enormes fallas de seguridad han conseguido que mucha gente desconfíe de ellos, y ahí está la oportunidad de Facebook (pese a lo muy irónico que suene el binomio Seguridad / Facebook).

Por desgracia no empezarán con buen pie en Messenger Rooms, ya que los de Zuckerberg han anunciado que las llamadas no estarán cifradas de extremo a extremo. Pero tranquilos, que dicen que no escucharán ni verán nada (vaya).