Quedan apenas tres meses para que la carrera presidencial de EE. UU. llegue a su punto álgido. Joe Biden y Donald Trump se van a batir el cobre por un país que ha sufrido más que nadie la crisis del coronavirus y que se encuentra en plena revolución social porque, como dicen ellos, “Black Lives Matter”.

Pues bien, en mitad de todo esto el país más poderoso del planeta tiene que elegir presidente, cosa que nunca es fácil y menos con los rusos siempre dando el follón (y nunca para bien). Y ahí es donde quiere entrar Facebook, red social que tiene como objetivo convertirse en la referencia de la transparencia y la democracia.

Para ello, Mark Zuckerberg ha decidido que va a ayudar en todo el proceso de cara a las próximas elecciones iniciando una campaña de registro para ciudadanos americanos que tiene como objetivo captar a 4 millones de votantes, o lo que es lo mismo, el doble de lo que consiguió en las elecciones de 2016.

“Las elecciones de 2020 serán diferentes a cualquier otra. Ya iba a ser una campaña acalorada, y eso fue antes de la pandemia, y antes del asesinato de George Floyd. La gente quiere responsabilidad, y en una democracia la manera definitiva de hacerlo es a través del voto. Con tanto discurso online, creo que plataformas como Facebook pueden jugar un papel positivo en esta elección ayudando a los americanos a usar su voz donde más importa: votando”, escribió Zuckerberg ayer.

La idea es hacer que los usuarios se registren en su plataforma y que todos los usuarios lleguen bien informados a las elecciones. Para ello se creará el “Centro de Información de Votación”, algo similar en diseño al que crearon para la pandemia de la COVID-19.

En palabras de Zuckerberg, lo que están haciendo en Facebook supone la mayor compaña de información a los votantes que jamás se ha realizado en Estados Unidos.

El problema de todo esto es que Facebook es una de las compañías más criticadas por activistas y demócratas en los últimos años, ya que ha permitido, de forma sistemática, que los grupos más radicales de la política americana difundieran fake news a través de su red social sin cortapisas ni limitaciones.

O de forma más sencilla: La postura de Facebook hasta la fecha es que ellos no se meten en el contenido político, ni cuando se comparten mentiras objetivas.

El “Centro de Información de Votación” se mostrará de forma destacada en la sección de noticias de la aplicación (tanto en móvil como en web), así como en Instagram. Y la idea es compartir información autorizada que incluya cómo y cuándo votar, así como detalles sobre el registro de votantes, la votación por correo e información sobre la votación anticipada.

Sin duda, estamos ansiosos por ver cómo funciona esta herramienta y por ver si, de una vez por todas, Facebook comienza a hacerlo bien en el plano político, su asignatura pendiente.