Facebook parece estar siguiendo los pasos de Google con la presentación de su propia patente para un dispositivo modular, diseñado para ser más duradero que los smartphones actuales.

La división secreta, Building 8, dirigida por la ex directora de DARPA (Regina Dugan), está estudiando el desarrollo de este tipo de teléfonos. Dugan estaba anteriormente a cargo de la Tecnología y Proyectos Avanzados de Google, que desarrolló un teléfono modular llamado Proyecto Ara, producto que se llevó toda la fase piloto de este tipo de concepto  para un teléfono inteligente.

No está claro hasta qué punto Facebook está trabajando en un proyecto concreto de hardware que verá la luz del día, pero hay una serie de señales que apuntan al creciente interés de Building 8 en los dispositivos modulares.

Aunque la patente fue presentada el pasado es de enero, no ha sido hasta ayer, 20 de julio, cuando ha sido publicado detallando que se trata de “un dispositivo electromecánico modular” compuesto por un chasis y una serie de componentes desmontables.

Los diferentes módulos incluyen altavoz, micrófono, GPS y pantalla táctil. Dependiendo de los componentes que elija el usuario, el teléfono proporcionará unas funciones u otras. Además, este sistema permitirá reemplazar partes específicas del teléfono cuando estén obsoletas o rotas.

Una solución a los dispositivos personales con una vida corta

 

“La electrónica de consumo se desecha y se sustituyen por la última versión de la electrónica y el ciclo de vida de la electrónica se repite”, dice la patente.

“Por lo general, los componentes de hardware incluidos en la electrónica de consumo que se consideran anticuados siguen siendo utilizables, pero los componentes de hardware ya no pueden reutilizarse ya que los productos electrónicos de consumo están diseñados como sistemas cerrados”.

Este concepto de teléfono modulable no es nuevo. El Proyecto Ara de Google nació como un prototipo presentado a principios de 2015, diseñado por Eindhoven, que finalmente fracasó. Otros han salido a la luz como el Fairphone, creado en colaboración con la firma de diseño londinense Seymourpowell.

Proyecto Ara, Google.

Todos estos proyectos comparten un objetivo común: reducir la cantidad de desechos eléctricos provocados por las rápidas tendencias de los teléfonos inteligentes. 

Son muchos los productos con obsolescencia programada que cuesta más su reparación que comprar uno nuevo. Ahí está el trabajo de los diseñadores y desarrolladores que creen y buscan, como en este caso Facebook, en crear productos fáciles de actualizar y reparar.

Ahora solo nos queda esperar a que salga el prototipo de Facebook.