La red social de Mark Zuckerberg se ha puesto seria de cara a las elecciones, como hemos ido trayendo a la revista durante estos últimos meses. Más coordinadores, más control y más reglas. Todo para evitar la desinformación y las fake news. Pues bien, entre las medidas y acciones que han tomado Facebook ha vetado a QAnon… por fin.

Este peligroso grupo (que ya os presentamos en este post hace un mes) suele ser famoso en estos lares por poner y dar alas a locas teorías conspiranoicas. Y todo esto podría ser tan sólo una pequeña anécdota con la que reírse (como esta) pero por desgracia a esta gente hay que tomarla en serio.

¿Y cómo lo han hecho? Pues prohibiendo todo tipo de contenido relacionado con QAnon -con la excepción de las publicaciones de la gente en sus perfiles privados-. Esta acción es la más severa que han tomado desde Facebook en años de lucha contra la desinformación. Además, la red social ha catalogado al grupo conspiranoico como “movimiento social militarizado”.

“A partir de hoy, eliminaremos cualquier página de Facebook, grupos y cuentas de Instagram que representen a QAnon, incluso si no tienen contenido violento. Esta es una actualización de la política inicial de agosto que eliminó páginas, grupos e Instagram cuentas asociadas a QAnon cuando discutieron la posible violencia, mientras que se imponen una serie de restricciones para limitar el alcance de otras Páginas, Grupos e Instagram cuentas asociadas al movimiento”, explica la compañía en su blog.

Pese a que ahora hayan baneado por completo a QAnon de la red social estos esfuerzos no son nuevos, ya que Facebook este agosto prohibió cerca de 1.000 grupos afines a la secta internacional de teorías locas y Trumps.

De 4chan a la Casa Blanca (II) Qanon y el virus de la desinformación portada

Si bien este grupo no vive exclusivamente de Facebook (están en Twitter, 4chan, Instagram…), esto supone un duro golpe para la organización ya que la red social de Mark Zuckerberg fue la más usada en todo el mundo en 2019 con 2.271 millones de usuarios.

Como vemos, este es otro paso más en la lucha contra la desinformación, una lucha que muchos podrían dar por perdida y que no pinta bien, de ahí que noticias como estas nos hagan creer en un mañana sin bulos e informaciones dañinas que ponen en peligro la vida de personas inocentes.