Hay una atracción inevitable en lo adorable, en los colores vivos, en los tonos pastel y en los diseños simples y memorables, de líneas suaves y en los ojos redondos grandes. En una situación global triste como lo es la pandemia del coronavirus, es natural buscar un refugio virtual que nos distraiga de una realidad incierta y triste. El escapismo que proporcionan los videojuegos se ha convertido en un consuelo durante tiempos de confinamiento y salidas limitadas por la prudencia. Animal Crossing: New Horizons se convirtió en un fenómeno social por salir en el momento adecuado y ser un título reposado y alegre. Incluso el Metropolitan Museum of Art de Nueva York se animó a compartir su galería a través de este título de éxito. El relevo de los fenómenos sociales en videojuegos lo toma Fall Guys: Ultimate Knockout, un battle royale que toma nota de las claves que hicieron de Fortnite un título de éxito entre pequeños y mayores.

Diseñado por Mediatonic, Fall Guys: Ultimate Knockout se ha convertido en uno de las publicaciones más virales de Devolver Digital. Su meteórico lanzamiento también se debe a su inmediata inclusión en los títulos de PlayStation Plus desde el primer día, lo cual ha atraído a un gran grueso de los jugadores a probarlo. En Steam también está disponible por 19 €, y su popularidad en las plataformas de streaming como Twitch o YouTube ha ido despertando el interés a nuevos jugadores.

Personalidad, competitividad y adicción

Al igual que otros títulos multijugador, Fall Guys es un título agradable de ver y compartir. Los creadores de contenido pueden invitar a sus suscriptores a jugar con ellos, y no se trata de un juego sujeto a spoilers, lo cual puede disuadir a espectadores que quieran experimentar el juego de primera mano. Pero Fall Guys radica su éxito en una fórmula efectiva: partidas cortas, una estética con personalidad y físicas muy divertidas que pueden usarse a favor. Además, tener presente cuántas plazas disponibles quedan para la siguiente ronda alimenta la competitividad y la adicción.

Fall Guys consiste en una serie de hilarantes pruebas que evocan al concurso televisivo Humor Amarillo, una idea que tuvieron muy presente en Mediatonic a la hora de diseñar un battle royale, según relata Joe Walsh, jefe de diseño del estudio, en GamesRadar: “Ves muchísimos juegos multijugador que van de cumplir una fantasía de poder, en los que encarnas a un personajes poderosos, y nos preguntamos qué tal sería coger inspiración de concursos como Takeshi’s Castle (Humor Amarillo) o Wipeout… estos programas tan de sábado por la mañana que resultan tan entretenidos. Ningún juego nos ha hecho sentir como si fuéramos los concursantes de esos programas. Ésa fue la génesis de Fall Guys e, inmediatamente después, nos dimos cuenta de que ese formato de coger a un montón de personas y cribarlas ronda tras ronda es muy similar a un battle royale. Así que hicimos un cruce entre un Mario Party y Gang Beasts”.

La competitividad es el aliciente principal del juego, pero también hay un breve espacio para las alianzas temporales a través de las pruebas por equipos.

Simpleza y físicas cómicas

Las físicas peculiares de Fall Guys, además, contribuyen a crear esa sensación de estar en un concurso donde el fracaso no está relacionado a una muerte violenta —pero ficticia—, como en otros títulos donde el enemigo nos mata. “Para nosotros era muy importante que el entorno fuera físico”, según explica Walsh a GamesRadar. “Cuando juegas, puedes ver los pliegues y bultos en las colchonetas que cruzas, y que los martillos están hechos de goma o plástico suave. El juego necesita parecer un concurso de pruebas, pero que también que nos diera un cheque en blanco para crear las pruebas más espectaculares y complejas que se nos ocurran”.

Además de la originalidad, su extrema simpleza hace que todo tipo de jugador, incluso el más novato, se adapte rápidamente. En BBC lo analizan de la siguiente forma: “Sólo hay cuatro controles, que son saltar, agarrar, moverse y tirarse en plancha. Para un principiante, es muy fácil abrirse paso en las primeras rondas. La diversión llega mientras el jugador progresa a lo largo de sus niveles. La tensión aumenta y se reduce el margen de error.”

El futuro de un fenómeno social

En Twitch, Fall Guys se mantiene en el top 10 de juegos más vistos en Twitch, semanas después de su lanzamiento. No obstante, surge una duda inevitable con todo battle royale: ¿Qué recorrido tendrá su éxito? ¿Tendrá este fenómeno social una mecha corta? Sobre todo título multijugador competitivo existe el fantasma de la fugacidad; que los jugadores se acaben cansando y acaben abandonando. La idea de Mediatonic era crear un juego sencillo e ideal para reuniones caseras, “o sea, cuando podamos tener fiestas de nuevo”, apostillan en GamesRadar. Mediatonic es consciente de que es necesario mantener el juego a través de contenido nuevo que vaya más allá de nuevas skins y algún minijuego nuevo, con lo que han insinuado una hoja de ruta para el futuro del juego: “Nos han pedido que introduzcanos los escuadrones, otros modos de juego y el crossplay, en lo que la gente se expresa alto y claro. De vez en cuando, vamos a inyectar el juego con un montón de contenido gratuito. Nuestra idea es que, seis meses o un año después de su lanzamiento, Fall Guys sea una experiencia totalmente diferente. Su emoción consiste, en parte, en que no sepas qué va a suceder después”.

Tras un lanzamiento exitoso, Fall Guys: Ultimate Knockout tiene mucho que decir. En BBC vaticinan una línea de merchandising, y es que los entrañables son material perfecto para una línea de peluches coleccionables. En el campo de los deportes electrónicos también puede resultar una apuesta atractiva tanto para talentos emergentes como para un público sediento de otro Humor Amarillo. Sea cual sea su futuro, por el momento estos monigotes nos proporcionan un oasis de humor y alegría más que bienvenido.