Nuestros smartphones son, en realidad, las cámaras de vídeo y fotografía que más usamos, pero aunque así sea, son muchas las empresas que han tratado de externalizar estos usos a dispositivos wearables más pequeños, intuitivos e inmediatos.

 

La última compañía en tratarlo ha sido FrontRow, un wearable de $399 con cámara portátil para llevar colgado del cuello.

FrontRow es, en realidad, un dispositivo formado por dos cámaras, una trasera con un sensor de 8 megapíxels y otra, al frente, con 5. Tiene pantalla táctil circular LCD de 2 pulgadas y está todo empaquetado en un pequeño colgante. La batería tiene 16 horas de duración y permiten al dispositivo portátil grabar hasta dos horas de Live-streaming para Facebook o Youtube.

La grabación se puede ver en la pantalla de 327 ppi, compartida, o almacenada en su 2 GB de almacenamiento RAM. Además, Frontrow se puede recargar y conectar a los ordenadores a través de un puerto USB-C de carga rápida.

¿Por qué un collar?

Este sistema ha sido creado para poder tomar imágenes o grabar vídeo sin tener que estar sacando ningún dispositivo constantemente. Al estar alrededor del cuello es más fácil capturar de forma rápida y cómoda sin perder tiempo. Un conector en la parte superior del dispositivo permite intercambiarlo de lugar y adaptarlo a otros soportes.

FrontRow lleva dos días a la venta y las entregas se empezarán en apenas unas semanas.