A ver, pese al titular, olvidaos si habéis entrado aquí pensando que yo soy Walter White y que hoy os voy a enseñar cómo hacer drogas desde casa como si vosotros fueseis mi Jesse Pinkman de turno, porque no va por ahí el artículo. Aunque no he faltado a la verdad en ningún momento, ya os lo adelanto.

Lo que hoy os contamos es uno de los adelantos más interesantes del año, ya que permitirá a científicos y químicos del mundo poder hacer pruebas sin necesidad de salir de casa, utilizando sólo una conexión a internet y un navegador web. De lo demás se encarga la nube, una inteligencia artificial y la robótica… y se dice pronto.

[Imagen del laboratorio de IBM donde surgen las drogas – Crédito: Unplash]

Sí, habéis oído bien, gracias a IBM y a su nuevo labotario llamado RoboRXN los investigadores del mundo tienen más a mano que nunca los recursos necesarios para innovar en el campo de la química. Ya sea para hacer medicamentos, nuevos productos o drogas.

Pero, ¿cómo funciona? La plataforma de IBM permite a los científicos conectarse a través de un navegador web para, en un lienzo en blanco, dibujar la estructura química de los compuestos moleculares que quieren hacer, y ya es la plataforma quien utiliza el aprendizaje automático para predecir los ingredientes necesarios y el orden en que deben ser mezclados. Luego envía las instrucciones a un robot en un laboratorio remoto -el RoboRXN- para que las ejecute. Una vez que el experimento está hecho, la plataforma envía un informe a los científicos con los resultados.

Con este avance, los responsables de IBM quieren evitar a los científicos gastar los 10 años de tiempo y los 10 millones de dólares de promedio que cuesta desarrollar un nuevo medicamente/droga/material. Con RoboRXN la gente del gigante tecnológico americano quiere que los científicos del mundo ahorran tiempo y dinero, algo muy necesario en un momento económico tan delicado como el actual.

[Imagen del programa para diseñar los nuevos medicamentos – Crédito: Unplash]

Además, tal y como apuntan varios expertos, este nuevo modelo de investigación se adapta a la perfección a los nuevos tiempos, donde virus y pandemias pueden paralizar un mundo que no esté bien preparado. O lo que es lo mismo, en el coronavirus del futuro los químicos seguirán con sus trabajos desde casa con total normalidad, por fortuna para todos.

Esta tecnología -si bien en IBM llevan la delantera- no es exclusiva de la compañía americana, ya que varias empresas de todo el mundo están trabajando en modelos similares. En lo único que se diferencia es en la posibilidad de permitir a los usuarios enviar moléculas a distancia y recibir análisis de la molécula sintetizada. Como siempre, cuantos más agentes entren al negocio más rápidos serán los avances y más beneficiados saldremos todos.