Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, dijo hace cuatro años que solo daría la idea del Hyperloop para que otros lo desarrollasen, sin embargo eso acaba de cambiar.

Hace apenas un mes Musk anunció, algo confusamente, tener un permiso verbal para construir el primer túnel para un Hyperloop de Nueva York a Washington D.C. Todo pareció un malentendido o una artimaña de marketing al más puro estilo Musk. Ayer WIRED confirmaba la noticia: The Boring Company no solo se encargará de construir el túnel sino un Hyperloop para conectar ambas ciudades en tan solo 29 minutos.

Según WIRED todo empezó la semana pasada cuando Bloomberg citaba a fuentes cercanas a Musk compartiendo sus planes. El lunes WIRED reibió confirmación.

“En The Boring Company planeamos cavar túneles rápidamente, a bajo coste, para albergar sistemas de transporte de alta velocidad. (…) Muchos serán túneles convencionales con plataformas eléctricas que superen los 200km/h. Para recorridos de larga distancia en línea recta, como NUeva York a DC, tendrá sentido usat cápsulas presurizadas en túneles al vacío para permitir velocidades de hasta 1.000 km/h aprpoximadamente (o sea, Hyperloop).”

Los medios han corrido a especular sobre la posible decepción de los que tomaron las primeras palabras de Musk a pecho y llevan 4 años invirtiendo tiempo y dinero para acabar encontrándose al magnate como un fuerte competidor, sin embargo no ha sido así en absoluto. O si lo es, no lo han querido mostrar.

Brogan BamBrogan (en serio, se llama así) fundador de Arrivo, una de las empresas de Hyperloop no tan conocida como Hyperloop One o Hyperloop TT, se ha alegrado. “La industria no puede construirse con una sola compañía y tener a un peso pesado como Musk sumarse a ella tiene que ser algo bueno.”

Hyperloop cada vez más cerca

Hyperloop puede ser el medio de transporte más revolucionario de la historia conocida. Con Musk finalmente abordo del proyecto a pesar de su apretada agenda puede significar el empujón definitivo.

Ahora Musk se enfrenta a un año aún más complicado sumando esto a su compromiso de acabar de construir su Gigafactory, conseguir los acuerdos para construir dos más antes del fin de 2018, construir medio millón de Model 3, decir qué pasa con el Model Y y llevarnos a Marte.

La pregunta es ¿podrá con todo?