Marvel está de moda nos guste o no. Los héroes que tradicionalmente solo le gustaban a los nerds se han vuelto comerciales y lo están petando. Desde hace 2 años Netflix ha decidido aprovechar su tirón y producir varias series basadas en personajes de Stan Lee. La última en llegar ha sido Iron Fist, ya la hemos visto y os contamos que nos ha parecido.

En este artículo hay spoilers tanto de Iron Fist como de otras series y películas de Marvel. Rewisor no se hace responsable de destriparte el plot de la serie.

Iron Fist nunca ha sido un personaje muy famoso. De hecho, estoy seguro que la mayoría de vosotros, si no sois aficionados a los cómics, no habréis hablar de él. No os equivoquéis, yo lo conocí por los videojuegos de Marvel.

El estreno en Netflix ha sido bastante exitoso (+63 millones de espectadores), las valoraciones no han sido especialmente generosas con lo último de Netflix+Marvel. Iron Fist está a día de hoy con una valoración de 2,5 estrellas, es decir, 5/10. Personalmente creo que es una valoración injusta.

Mucho misticismo y algo de confusión

Al igual que en el cómic, el enemigo natural de Iron Fist es “La Mano” (The hand). No es la primera vez que lo vemos y quizás hubiera sido interesante que nos lo hubieran mostrado primero en Iron Fist y no en Daredevil.

Personalmente no soy un experto en acting ni en guiones, ni mucho menos así pues solo voy a decir que las actuaciones me parecen correctas. Finn Jones (Danny Rand/IronFist) consigue transmitir cierta inocencia que es necesaria para el personaje de Danny Rand.

Como ya es habitual en las series de Marvel tenemos a Rosario Dawson como nexo de unión entre las mismas. Mantiene el rol de sanadora que viene muy bien cuando estamos ante superhéroes que no se curan solos. La introducción en la serie de Claire Temple (Rosario Dawson) está bastante forzada (la conocemos como alumna de Colleen) y en esta ocasión da la sensación de que es el personaje “gracioso” que lanza chascarrillos cada cierto tiempo, algo así como las míticas bromas de Spider-man, pero viniendo del sidekick de un sidekick.

Un argumento algo inconsistente

El argumento se cae por varias partes, para empezar Danny vuelve a Nueva York porque el poder de Iron Fist, para el que ha entrenado 13 años y que se basa exclusivamente en defender una localidad, no le supone un propósito en la vida. Algo que es más conveniente para la trama que plausible.

Durante el principio de la serie, el problema al que se enfrenta Danny es el de ser reconocido como él mismo tras 15 años, algo que se soluciona con Lacasitos (M&Ms en realidad). Sin duda queda curioso, pero teniendo en cuenta que son Lacasitos lo que deciden el futuro de una empresa multimillonaria… queda raro. Además para resolver esto se invierte casi media temporada, cuándo se podría haber solucionado en la mitad.iron-fist-kicking

El enemigo de Iron Fist actúa en Nueva York como un cartel que tiene una nueva heroína (droga, no Wonder Woman) bastante buena (muy pura, no crea tolerancia, funciona mediante parches…). No cabe duda de que Iron Fist es poderoso, pero por muy asiático que sea el cartel, un bazooka podría haber acabado con Iron Fist bastante rápido.

Por otro lado, en los últimos capítulos de la serie se nos muestra a otra facción de La Mano que no usa las drogas y que está liderada por un mexicano. No nos queda muy clara la estructura de esta organización centenaria (o milenaria), quizás las siguientes temporadas nos la revelen.

Por último tenemos el asunto de los Meachum. He decir que en mi opinión el personaje de Harold Meachum está muy bien defendido por David Wenham, especialmente después de la primera resurrección. Como dato curioso, pese a que el actor es Australiano en cierto momento, Harold Meachum dice que nunca ha visitado Australia. El personaje podría haber sido un buen primer y único némesis, como lo fue Wilson Fisk y reaparecer gracias al poder que le otorga La Mano.

Puede que la serie no sea la mejor del mundo y que la haya criticado bastante, pero si te gusta Marvel y quieres una serie entretenida Iron Fist no te va a aburrir, aunque se note que se ha hecho como pretexto para Defenders. Por otro lado, si esperas una obra maestra como Los Soprano, The Wire o Ana y los siete, podría decepcionarte.Defenders

Iron Fist es buen complemento para Defenders

Teníamos a la chica badass y gamberra (Jessica Jones), al tanque (Luke Cage) y al buenazo (Daredevil). Nos hacía falta el místico. Y seguramente también tengamos a Rosario Dawson curando balazos y quejándose de que hay demasiada violencia.

Como podéis ver lo anterior se puede asemejar a Avengers donde Jessica Jones sería Iron Man, Luke Cage pasaría a ser Hulk, Capitán América Daredevil y por último Iron Fist comparte el estilo mísitico (y un arma especial, puño-martillo) con Thor. Aunque Iron Man no se tira a Hulk, sí es cierto que hay una gran complicidad entre Bruce Banner y Tony Stark.

Puede que no haya funcionado bien en solitario pero en Defenders podría ser uno de nuestros personajes favoritos aportando estabilidad. Tendremos que esperar a finales de este año para poder disfrutar de ella.