Hace unos días os contamos que Joe Biden se había mudado a los jardines de Animal Crossing para hacer un poco de campaña electoral. La pegada de carteles en uno de los juegos del año parecía una buena idea para llamar la atención, lo que no sabíamos es que esto forma parte de una campaña mucho más ambiciosa para captar el voto joven. ¿Y por qué creemos esto? Pues porque Joe Biden se muda a Instagram.

En una jugada que no pilla a nadie a contrapié, el candidato a la Casa Blanca ha decidido enfocarse en el público joven, el cual es tradicionalmente demócrata, pero poco participativo en la fiesta de democracia. ¿Y qué hacemos la gente joven? Pues jugar a videojuegos y subir fotos de gatos a Instagram (o eso parece), así que los pasos a seguir por parte de los directores de la campaña se podían intuir.

Eso sí, la forma de entrar de Joe Biden al mundo Instagram ha sido, sin duda, curiosa, ya que visto desde fuera parece un poco de rebote. Todo surge cuando un seguidor de 15 años de California creó la cuenta @TeamJoeBiden donde se encarga de compartir contenido sobre el candidato demócrata. Durante el verano esta cuenta creció exponencialmente, llegando a alcanzar los 85.000 seguidores en apenas meses. Esto, por supuesto, llamó la atención del equipo de comunicación, quienes no dudaron en pedirle al joven que se uniera a sus filas, aunque con el matiz de que la cuenta se convertiría en un canal oficial y propiedad del partido.

Como ya intuís el joven aceptó, cambiando su nombre en Instagram a @VoteJoe y dedicándose de forma profesional a hacer campaña por Joe Biden. El chaval, que ahora tiene un papel secundario en la cuenta, seguirá publicando contenido por las tardes, justo al salir de la escuela, según ha dicho el mismo.

Ahora mismo la cuenta tiene ya más de 95.000 seguidores (todos ellos conseguidos de forma orgánica, según parece) y forma parte de uno de los pilares sobre los que apoyarse la dirección de campaña. La televisión, la radio y los medios generalistas eran un campo de batalla clásico, y la guerra no ha cambiado, lo que sí ha cambiado es el lugar donde se conquistan los votos.

Eso sí, si la cuenta hubiese sido en TikTok con Donald Trump intentando tumbarla la noticia habría sido aún más interesante, pero ese es otro tema.