Fue uno de los culebrones de la pasada década y parece que las cosas no van a cambiar en ésta que acaba de entrar, ya que una de las grandes noticias de este arranque de 2021 es que Julian Assange no será extraditado a Estados Unidos pese a la petición formal de la justicia americana.

Para los que no han seguido el caso, lo que ha sucedido en las últimas horas es que un juez del Reino Unido ha negado la extradición de Julian Assange a los Estados Unidos, donde se enfrenta a cargos de espionaje por su trabajo en WikiLeaks. El periódico The Guardian informa que el fallo se dictó en un tribunal inglés ayer por la mañana.

El juicio de la década a las grandes tecnológicas Amazon, Google, Facebook y Apple se enfrentan a un juicio nacional donde se discutirá si dichas empresas han infringido la ley antimonopolio americana
[Lo más seguro es que EE. UU. apele la decisión – Crédito: Unplash]

Pero, ¿por qué se ha negado la extradición? Pues parece ser que el motivo por el cual se ha rechazado mandarlo a EE. UU. es que el riesgo de suicidio por parte de Julian Assange es demasiado alto.

Lo que le queda ahora al fundador de WikiLeaks es permanecer en Reino Unido a la espera de que se solicite una fianza y a que Estados Unidos apele la decisión del juez. Eso sí, las causas siguen abiertas y lo único que se ha dictado aquí es que la solicitud de EE. UU. de extraditarlo a su país para procesarlo por hacking, espionaje y revelación de secretos.

Como recordaréis, el caso WikiLeaks sacudió al mundo al publicar informaciones muy comprometidas sobre Estados Unidos, empresarios, inteligencia militar y demás escándalos en una serie de cables que fueron apareciendo en los periódicos más importantes del mundo. El resto es historia.

[Durante años, la vida de Assange ha sucedido oculto tras una embajada – Crédito: Wiki Commons]

Por esto, los Estado Unidos llevan años detrás de Julian Assange, considerado el máximo responsable de las filtraciones y del trabajo de WikiLeaks. El culebrón lleva ya demasiadas temporadas y la cuestión de fondo es la libertad de expresión, algo muy delicado en estos tiempos (y si no que se lo pregunten a Edward Snowden)

Pese a todo, el juicio presentaría una serie de cuestiones que, sinceramente, dan para estar debatiendo durante meses y, seguramente, no nos pondríamos de acuerdo. Por lo que mejor os dejamos con la entrevista que le hicimos a Mar Cabra, ganadora del premio Pulitzer de 2017 por investigar los papeles de Panamá a través de una filtración de WikiLeaks.