Si sueles leer Rewisor seguro que estás al tanto del lío que tiene montado Donald Trump con TikTok. Que si son espías chinos, que si tienen que sacarlos de Estados Unidos, que si los van a prohibir, etc. Y la verdad es que toda esta historia ha ido muy en serio por parte de la administración Trump, la cual puso en marcha hace unos meses los mecanismos necesarios para deshacerse de la red social china… hasta ahora.

Sí, habéis leído bien, hasta ahora todo este tema iba viento en popa, con TikTok como gato panza arriba defendiéndose de las acusaciones, pero desde hace unas semanas (incluso ya meses), el Gobierno ha dejado de responder.

Deberías desinstalar TikTok
[El mejor logo del TikTok baneado – Crédito: Unplash]

Tic toc, ¿hay alguien en casa? Eso es lo que han preguntado, y con razón, desde TikTok, los cuales están a la espera de recibir una revisión de las acciones del Comité de Inversiones Extranjeras en los Estados Unidos (CFIUS) de la administración Trump que no acaba de llegar. Y sin esta no saben qué pasos dar.

“Durante un año, TikTok se ha comprometido activamente con la CFIUS de buena fe para abordar sus preocupaciones de seguridad nacional, incluso cuando no estamos de acuerdo con su evaluación. En los casi dos meses desde que el Presidente dio su aprobación preliminar a nuestra propuesta para satisfacer esas preocupaciones, hemos ofrecido soluciones detalladas para ultimar ese acuerdo – pero no hemos recibido ninguna respuesta sobre nuestro amplio marco de privacidad y seguridad de datos”, dice TikTok en una declaración a The Verge.

La inexplicable alianza entre TikTok y Oracle

Si recordamos, desde TikTok se llegó a un acuerdo hace unos meses con Oracle -tras rechazar la oferta de Microsoft- que les permitía seguir operando en Estados Unidos haciendo la típica ingeniería legal que tanto hacen este tipo de compañías (tu me pagas, yo hago como que vigilo, todos ganamos dinero con tu actividad, etc.) llegados a este punto. La cuestión es que incluso este acuerdo, que tan sonado fue, no ha sido ni ratificado por el gobierno chino, por lo que la situación actual de TikTok en EE. UU. es todavía más confusa de lo que un primer momento parecía.

Tenemos por un lado a Trump queriendo prohibir TikTok en tierras americanas, luego a Oracle que se hacía cargo de la red social para poder operar, a un gobierno chino que no reconoce esta compra y de vuelta nos encontramos que la administración que quería banear a TikTok ya no da señales de vida.

[No nos cambiamos ahora mismo por Joe Biden – Crédito: Unplash]

Si tuvieramos que apostar a algo sería al lío que tienen en los EE. UU. con las elecciones, los recuentos y los presidentes electos, lo cual parece una guerra lo suficientemente grande como para que la administración Trump no preste atención a nada más. El tiempo nos dirá.