El miedo es viral y prueba de ello es que el temor por el coronavirus (o eso nos han dicho) mató al Mobile World Congress 2020.

Apenas dos semanas antes de que el gran evento de la tecnología diera comienzo y tras la estampida de deserciones de grandes marcas como LG, Sony, Facebook o Vodafone, la GSMA decidió suspender el congreso.

Y como todos los actos, este también tiene consecuencias. Consecuencias para los consumidores, para la ciudad de Barcelona y muy especialmente para industria tecnológica.

Sin embargo, si bien las grandes tecnológicas se verán afectadas al no poder usar el MWC como escaparate este año, las verdaderas víctimas de lo sucedido son las pequeñas empresas que lejos de los desmesurados stands de Huawei o Samsung, buscaban su pequeño hueco dentro del evento para mostrar al mundo su trabajo, abrir vías de negocio y/o encontrar financiación.

La mayoría de estas empresas tenían previsto exponer en 4YFN (4 Years From Now) el evento satélite dirigido a startups que se celebra desde hace 6 años bajo el paraguas del MWC y que también cayó con la cancelación de la feria. Hemos hablado con los representantes de dos de ellas para que nos cuenten cómo han vivido desde dentro todo lo sucedido y qué consecuencias tiene para ellos esta situación.

Mismo problema, dos puntos de vista

Rodolfo Lomascolo es el CEO de Pervasive Technologies, una empresa dedicada a la creación de soluciones predictivas mediante el uso de inteligencia artificial avanzada y el aprendizaje automático para diferentes sectores. Le preguntamos a Rodolfo cómo se enteró de la cancelación de la feria y si la organización contactó con ellos en algún momento.

“Nos fuimos enterando de que las empresas grandes caían poco a poco y nos parecía raro, ya que nosotros estamos en otros eventos y en esos esas mismas marcas no cancelaban. Nos preocupamos realmente cuando vimos que Nvidia caía, ya que es partner nuestro”. 

Rodolfo explica que nadie de GSMA contactó con ellos en ningún momento y que simplemente recibieron un mail avisando de la cancelación.

Algo similar es lo que explica Elena Ibáñez, CEO de Singularity Experts, una plataforma de IA que orienta a las personas que no saben en qué trabajar o estudiar.

Elena vivió la situación de manera algo distinta a Rodolfo. Y es que Pervasive al ser una empresa catalana contaba con el apoyo de la Generalitat, por lo que el stand en el evento no le supuso ningún coste y además como empresa local, tampoco acarreaba gastos de desplazamiento.

En el caso de Singularity Experts solo el coste de exponer era de 3.000 euros por el stand, pero a eso debían sumar los gastos de transporte, alojamiento etc…

Y como dice Elena “aunque parezcan cantidades pequeñas, para una startup esta pérdida es muy dolorosa, y eso sin contar con la visibilidad y oportunidades de negocio que hemos perdido”.

Igual que Rodolfo, Elena empezó a intuir el panorama a medida que caían las cabezas visibles del MWC, pero ella actuó rápidamente ante el miedo de perder la inversión. “Pedimos a la organización cancelar porque para nosotros el coste es tan elevado, que no nos compensaba seguir en la feria si esta perdía alcance con la cancelación de las grandes empresas”.

Sin embargo, Elena explica que la organización se lo puso muy difícil. “Pedimos la cancelación para recuperar el dinero del stand, pero nos dijeron que no nos devolvían nada. Nosotros seguimos insistiendo cada día”. “Incluso dos horas antes de que se anunciase oficialmente la cancelación del MWC nos mandaron un mail diciendo que no solo no nos devolvían nada, sino que nos pasaban con sus abogados”.

Elena explica que en todo el proceso la comunicación fue rápida, que “GSMA respondía rápidamente a los mails” pero parece eso cambió radicalmente desde que se canceló el evento y, por ende, la organización está obligada a devolver el dinero a todas las empresas. “No nos contestan desde que están obligando a pagarnos. Sinceramente, no confiamos en que no se nos devuelva el importe del stand y además hemos perdido dinero del hotel y también de los billetes de AVE”.

Ante la pregunta, “si hay MWC el año que viene, ¿volverás?” Rodolfo asegura que Pervasive va a participar ya que considera que ferias como esta son algo necesario para dar visibilidad a su negocio. Elena por su parte duda que Barcelona mantenga el MWC el año que viene y señala que “en un año cambia tanto la vida de una startup que no sabemos lo que puede pasar”. “Además, está claro que no se pueden hacer planes a largo plazo”.

 La Junta Directiva de Barcelona Tech City

Una solución de última hora

Pero parece que no todo está perdido para las pequeñas empresas que tenían previsto lucirse en 4YFN. El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat anunciaron una solución de última hora llamada ‘Barcelona Tech Spirit’, un evento para emprendedores y startups que tendrá lugar los días 24, 25 y 26 de febrero, los mismos en los que se habría celebrado el Mobile World Congress.

Barcelona Tech City serán unas jornadas en las que, según dice Miguel Vicente, co-fundador de Wallapop y presidente del evento, “no se pretende hacer un MWC ni un 4YFN sino se trata de una solución para compensar la baja de la edición del 2020. Esta iniciativa ha surgido de forma espontánea, desde la base del ecosistema emprendedor y ha tenido una respuesta magnífica e inmediata por parte de todos los agentes implicados y demuestra la fuerza, el activismo, solidez y la solidaridad del ecosistema tecnológico de Barcelona”.

El evento estará abierto a todas las startups e inversores internacionales que quieran asistir y si bien no es el MWC, puede ayudar a sofocar parte de las pérdidas que las pequeñas empresas habrían sufrido con la cancelación.