Desde Mesopotamia al día de hoy con los emojis han pasado 5.000 años. La escritura en nuestra historía ha estado evolucionando con nosotros según nuestras necesidades de comunicación. Pero, ¿cuándo se volvió importante la estética de la escritura? Si al final el objetivo era comunicar, ¿dónde se determinó que además debía ser visualmente atractiva?

Hoy os traigo una historia, una anécdota personal que bien podría decirse que me ha acompañado (y aún lo sigue haciendo a día de hoy) toda mi vida. No me escondo, odio la tipografía Comic Sans. Y mira que odio pocas cosas (como limpiar la lechuga, no puede haber rutina que menos soporte en el mundo). Es una tipografía que me recuerda a los tiempos de Windows 98 o XP (de cuando iba al colegio) donde entre los Wordart y Clippy todos, absolutamente todos hacíamos nuestros trabajos en la maravillosa letra Comic Sans porque era “lo que se llevaba“. Pero como toda moda, debe acabar y creía (ilusa de mi) que había llegado ese momento de consenso social de no usar Comic Sans.

Pero hace un mes llegó Instagram, como una nueva tipografía para los stories y volví a creer que jamás podría deshacerme de ella. Y justo aquí comienza esta apasionante historía de investigación a las 5a.m.

[Imagen de Future]

Y como cualquier emprendedor del club de las 4 a.m (pero yo siempre remoloneo un poco más y así me pasa que se me hacen las 5) me surgió la duda de: ¿a quién se le ocurrió crear esta letra?

Lo primero que miro es que la tipografía de instagram se parecía a Comic Sans pero no me terminaba de convencer (gracias TOC por ser mi fiel escudero), con lo que le pasé el inspector de tipografías y ¡sorpresa!. No se trata de Comic Sans sino de una muy similar llamada Chalkboard.

[Imagen de identifont.com]

En este momento sentí alivio, instagram no había resucitado aquello que yo intentaba olvidar. Pero seguí investigando para conocer el desenlace de esta historia. El creador de esta tipografía tan icónica (Comic Sans no Chalkboard) se llama Vicent Connare, y fue durante su época trabajando para Microsoft en el desarrollo del sistema operativo “Bob” cuando se le ocurrió la idea.

Windows Bob fue una aplicación de la compañía Microsoft que se lanzó en 1995 para Windows 3.1 (qué lejos queda). El objetivo era mejorar la imagen del sistema operativo haciéndola más cálida y amigable. Para tal fin, Vincent propuso la idea de una tipografía más desenfadada que la de Times New Roman que utilizaban por aquella época.

[Imagen de The Fallonite]

Pero pese a sus esfuerzos, recibió la negativa a la implementación de Comic Sans como la tipografía del nuevo sistema operativo, el cuál además terminó siendo considerados como uno de los mayores fracasos de Microsoft por su poca acogida.

[Imagen del sistema operativo Bob. Fuente: Microsoft]

Pero a partir de ese momento la tipografía Comic Book (como se llamaba originalmente a Comic Sans) fue imparable. Windows 95 fue el primer sistema operativo en integrarlo en el paquete de fuentes disponibles con la novedad de poder utilizarlo además en la herramienta Movie Maker. Creativos y diseñadores comenzaron a usar Comic Sans para sus creaciones, sin filtro alguno. Hubo empresas que comenzaron a usarlo para todo…incluso para epitafios.

[Imagen de Google]

E incluso se utilizó como tipografía en los Sims 1:

[Imagen de Reddit]

Al poco tiempo comenzó a ser una de las tipografías más odiadas, por creativos y diseñadores, por ser demasiado desenfada e infantil. Incluso crearon un movimiento en Change.org para que se dejara de usar.

Por fortuna para todos su fama acabó y ahora ha quedado como una tipografía que podemos encontrar en memes o documentos infantiles (o al menos debería), pero poco más. Espero con esto haberos mostrado algo que no conocíais y que, por favor, no uséis esta tipografía, hacedlo por mi. A seguir cuidándose más que nunca.