Estamos en la época de la globalización, donde personas de todo el mundo hablan con entre sí, pese a tener diferentes culturas, valores, profesiones e idiomas. Pese a que la lengua vehicular de los negocios es el inglés desde tiempos inmemoriales, las traducciones han mejorado tanto que cada vez es menos necesario su uso. Y en ese campo, en el de las traducciones, ha entrado Facebook con fuerza e inteligencias artificiales.

Habiendo un montón de opciones en el mercado (yo aconsejo Deepl, funciona de maravilla), Facebook ha desarrollado el M2M-100, un sistema de traducción que puede traducir cualquier cosa a 100 idiomas, con el añadido de que no utiliza el inglés como puente entre traducciones. Vamos a explicar esto.

Mientras que casi todos los sistemas de traducción hacen dos conversiones para llegar al idioma deseado -por ejemplo, yo quiero traducir del chino al español una frase, pues lo que se suele hacer es traducir del chino al inglés, y del inglés al español-, lo que ha desarrollado Facebook es una aplicación que se ahorra ese paso, consiguiendo una mejor traducción libre de esas frases sin sentido tan comunes que a veces leemos en las notas de prensa y demás comunicados internacionales.

Para desarrollar esto los investigadores se centraron en las combinaciones de idiomas que creían más solicitadas, agrupando los idiomas según las similitudes lingüísticas, geográficas y culturales, suponiendo que las personas que viven en la misma región se comunicarían más a menudo.

Eso sí, uno de los problemas asociados al uso de datos obtenidos de la red (búsquedas web sobre todo) para desarrollar el programa es que los investigadores han tenido que esforzarse por descubrir técnicas que les permitan identificar y erradicar cualquier tipo de sexismo, racismo y otros prejuicios discriminatorios arraigados.

Pese a lo prometedor del proyecto, su uso ahora mismo no será comercial ni lo veremos en nuestro buscador, sino que está enfocado para ser utilizado en el sector investigación. Eso sí, la idea es mejorarlo para, en un futuro, llevarlo a las aplicaciones de la propia Facebook. Ojalá un botón de traducir que nos deje un mensaje coherente y con sentido.