En esta casa sabéis que somos del equipo “mascarilla”. A través de diferentes artículos hemos desgranado su utilidad, sus tipos, sus usos recomendados y, también, el cambio social que suponen. En un siglo XXI donde el mayor enemigo de nuestra especie son los virus, las mascarillas van a ser el arma clave en la lucha de nuestras vidas.

Y, por supuesto, ahí tenía que aparecer Xiaomi, empresa china que desde hace unos años nos sorprende con productos de calidad, muy cuidados estéticamente y, sobre todo, con precios ajustados. Y a golpe de este late motiv se han hecho con un gran hueco en el mercado.

Pues bien, Xiaomi, a través de su subsidiaria Huami, ha decidido que es buen momento para lanzar su propia mascarilla, y no de un sólo uso, sino duradera y con filtros de calidad, pensada para acompañarnos en el día a día.

El modelo que están desarrollando se le conoce como proyecto Aeri y está pensado sobre una base algo más pequeña que la mascarilla convencional (ocupa menos cara, sólo boca y nariz) y estaría construida sobre material transparente, para así poder ver los labios de quien habla (algo vital para las personas sordas).

La mascarilla tendría todo tipo de materiales y tecnología para asegurarse el puesto de “más avanzada del mercado”. Hablamos de capa antivaho, filtros extraíbles con protección N95, ventilador para no hacer sudar la cara en los ambientes más cálidos, sensor AQI que se conectaría a nuestro smartphone para darnos información de la calidad del aire y del uso de los filtros y, además de todo esto, un LED con rayos UVC para autolimpiar la mascarilla.

Por supuesto este dispositivo necesitaría de batería para que funcionen todas las características y convertiría a la Huami N95 (como muchos medios llaman al proyecto Aeri) en una mascarilla avanzadísima y de larga duración.

Hay muchas preguntas al respecto, sobre todo desde el punto de vista de la salud, ya que habría que ver hasta qué punto es segura y qué cantidad de aire filtra una mascarilla tan pequeña y que promete ajustarse a todas las caras, pero el proyecto promete.

El precio y la fecha de lanzamiento ahora mismo son un misterio pero, si desde Xiaomi son listos -que lo son-, este modelo no debería tardar mucho en llegar, ya que conseguirían posicionarse en un mercado que nunca ha estado tan fuerte y que promete ser estratégico en la lucha contra el virus.