Los asuntos de aguas menores y aguas mayores no son ninguna broma. El ser humano come y bebe, para poder vivir, y esto hace que al igual que ingerimos tengamos que expulsar esos alimentos ya aprovechados y procesados. Y digo esto no por una cuestión baladí, sino porque en la NASA lo saben muy bien, tanto que han montado un concurso a nivel nacional.

Debido a que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (sí, más conocida como la NASA) tiene planes de volver a la Luna, los ingenieros responsables de la evacuación de fluidos de las naves han pensado que sería una buena idea preguntarle a todo el país por nuevos diseños y funcionalidades para el inodoro que vaya en la misión.

[Imágen de un módulo Lunar Créditos: Unplash]

Para esto se ha montado el “Lunar Loo Challenge”, un concurso que busca encontrar el mejor váter para que vaya montado en el módulo lunar. El premio son 35.000 dólares (no se sabe si en metálico o regalos) y quiere animar a que participe la mayor cantidad de gente.

“Queríamos ver lo que hay ahí afuera y poner a nuestra disposición el poder de la sociedad para encontrar a esos ciudadanos científicos que tienen diferentes perspectivas”, dice Mike Interbartolo, gerente de proyecto para el “Lunar Loo Challenge” a The Verge.

[Créditos: Unplash]

La idea de este concurso es que el próximo viaje a la Luna los astronautas estén mejor equipados para hacer sus necesidades que sus hermanos del Apolo, ya que en su momento la única forma de orinar era a través de una manguera succionadora y para excretar tenían que usar unas bolsas que se pegaban al culo. Los astronautas dicen que el olor era horroroso.

La misión lunar -que forma parte del programa Artemis- está programada para el año 2024 y no sólo va a llevar de nuevo al hombre en la Luna sino que, además, va a poner a la primera mujer en la historia sobre suelo extraterrestre. Nuestro querido satélite por fin será visitado por una mujer.

[Créditos: Unplash]

Y como hoy la cosa va sobre inodoros, comentar que la NASA tiene la intención de probar un nuevo váter en la Estación Espacial Internacional a finales de este año. Se llama Sistema Universal de Gestión de Residuos y será el que esté en la nave espacial Orión, la encargada de llevar a los astronautas a la órbita lunar. Y el motivo de no usar este sistema en el módulo lunar es que sólo está pensado para utilizarse en entornos sin gravedad.

La idea de la NASA con este concurso es salirse de la caja y ver qué ideas pueden tener los ciudadanos e ingenieros de su país, ya que así creen que encontrarán el mejor diseño. Nada como dar distancia a un problema para ver la mejor solución. Ya sabéis, si tenéis vocación 35.000 dólares os esperan.