Este 2020 está dejándonos un mundo que se ha puesto cuesta arriba. Ya no sólo por la pandemia, la cual nos ha afectado a todos y tiene pinta de quedarle pila para rato, sino también por las muestras de racismo institucionalizado que desde EE. UU. nos llegan cada día: George Floyd, Breonna Taylor, Jacob Blake… las victimas que está dejando la policía estadounidense han conseguido que la población se manifieste por todo el país, no sólo en la calle sino también en internet. Y en esta nueva situación (toques de queda en algunas ciudades, cuarentena, virus…) nos ha llegado una nueva forma de protesta.

La democratización de la tecnología ha dado como resultado que cada vez más gente sepa utilizarla y que su uso sea más sencillo, consiguiendo que las posibilidades que esta nos ofrece puedan ser aprovechadas por más personas. Y sí, esto también afecta y para bien a aquellas personas que quieren quejarse, alzar la voz y reivindicar sus exigencias. El “justicia para George Floyd” ahora puede dar la vuelta al mundo en cuestión de minutos con página web incluida.

Pero, ¿cómo es esto posible sin conocimientos? Pues con Carrd, por ejemplo, una herramienta súper simple que permite a cualquiera crear un sitio web en minutos. Todo lo que necesitas es una dirección de correo electrónico y ya el resto es cosa tuya.

Este tipo de webs -no sólo existe Carrd, sino también Bio.fm o Linktree- son lugares diseñados para que todo el mundo pueda montar su propia páginas sin apenas conocimientos. Y el objetivo cuando se crearon no fue la reivindicación o la protesta, pero los usuarios han ido transformando estos lugares conforme a sus necesidades… y en EE. UU. ahora mismo el foco está bien claro.

[Página creada en Carrd y que se creó minutos después del tiroteo a Jacob Blake]

Entre las características de estas webs está su facilidad para montarlas, su diseño sencillo de una sólo página (nada de menús o pestañas), su protección de la privacidad y lo cómodas que son a la hora de integrarlas en las redes sociales.

Y todo esto, según los expertos, es lo que está consiguiendo que la generación Z se haya interesado tanto por estas herramientas y las esté usando sin parar durante este 2020 tan reivindicativo.

Amelia Gibson, profesora de la Escuela de Información y Biblioteconomía de la Universidad de Carolina del Norte, dice que la evolución de estos sitios ilustra un cambio fundamental en la forma en que la generación Z consume noticias y utiliza los medios sociales.

Eso sí, como buen fenómeno de internet, Carrd no sólo está siendo explotado por los más jóvenes. Y como ejemplo tenemos a la celebridad mundial Kim Kardashian, quien hace unos meses aprovechó su cuenta de Twitter -con más de 66 millones de seguidores- para dar voz al movimiento #BlackLivesMatters. Por supuesto, la buena de Kim ponía un enlace a Carrd.

La tecnología debe estar siempre al servicio de los usuarios y plataformas así demuestran que se puede facilitar el acceso a cualquier área de conocimiento si se le pone interés y ganas. La tecnología debe ser siempre una catapulta para el conocimiento, nunca un obstáculo.