No es ningún secreto que LG no está en los primeros puestos en lo que a ventas de smartphones se refiere, sin embargo, la marca coreana es histórica y nos ha dado algunos de los smartphones más innovadores.

Decisiones extrañas, poca gama media y jugársela demasiado

Tras ver reducido su porcentaje año tras año, y tras autoimponerse el reto para 2021 de que esta división fuera rentable, LG ya habla de tener “sangre fría” sobre el futuro de sus móviles.

Tampoco nos debe sorprender demasiado que LG no sea capaz de vender muchos smartphones. Llevan unos años en los que su catálogo se dividía en uno o dos móviles de gama alta que tenían dificultades para destacar y una serie de móviles de gama media-baja que no podían hacer frente a su competencia china.

Finalmente, LG ha experimentado mucho, mucho, a lo largo de los años. Ahora haremos un repaso de algunos de estos locos smartphones, pero quizás LG ha pecado de innovador cuando no hacía tanta falta.

LG Optimus 3D, si Nintendo puede nosotros también

Corría 2011, una época complicada para los smartphones Android. El sistema era poco maduro y el rendimiento básico ya era de por sí algo que no estaba resuelto.

En ese momento LG decide tirarse un triple que ni Stephen Curry y lanza un smartphone CON DOS CÁMARAS, PANTALLA 3D SIN GAFAS y GRABACION DE VIDEO 3D. El móvil era carísimo y evidentemente fue un fracaso. Sin embargo, LG ya empezaba a hacernos saber que no le gustaban los móviles aburridos.

LG Google Nexus 4, carga inalámbrica, precio bajo y el mejor android

Quizás este no sea el móvil más innovador en cuanto a características técnicas y locas, pero fue una auténtica revolución.

299 euros por el mejor teléfono del año, además, de la mano de Google. Trasera de cristal, carga inalámbrica, una cámara más que aceptable y tope de potencia. LG continuó el legado con el Nexus 5 y posteriormente el Nexus 5X, dos grandes teléfonos que pusieron a Nexus en los más alto hasta que Google se cansó y lo mató para convertirlo en Pixel.

A día de hoy el Nexus 4 (así como el 5) reciben multitud de ROMs, incluída una versión de Ubuntu Touch que yo mismo he probado, y, si bien no va muy fino, es bastante interesante.

LG G2, G3 y G4, la época dorada de LG

Estos teléfonos fueron una maravilla. El primer acercamiento a la eliminación de los bordes. Potencia más que acertada, precios alineados con la competencia y añadidos interesantes como el scroll trasero.

Hasta aquí las cosas iban bien y junto a su alianza con Google, desde 2012 hasta 2016, LG era un referente de buenos móviles android. Eso sí, en la gama alta. Pero siendo justos en esos años la gama media era un yermo.

LG G5, la buena gente de LG se la flipó con los módulos

Recuerdo la excitación que me suponía poder ir al MWC a ver el rumoreado móvil modular de LG. Google había asomado la patitia con Project Ara (ahora muerta) y los coreanos podrían dar un golpe en la mesa.

Desgraciadamente el aproach que llevó a cabo LG fue tremendamente erróneo. El móvil no estaba mal, pero los módulos eran limitados, caros y su intercambio era un tanto engorroso. Sin duda el G5 fue mayor fracaso de LG en el sector móvil.

LG G6, V10 y V20 y posteriores, móviles muy correctos, pero de nicho

Tras el desastre de los módulos, LG dio en el clavo con el LG G6, primer gran móvil con relación de aspecto más panorámica de 16:9, algo que luego sería tendencia, con HDR y todo esto a un precio comedido. Además sus móviles de dos pantallas V10 y V20, fueron otro alarde de innovación.

Sin embargo, en 2016 y 2017 lo que realmente captaba la atención fue la espectacular mejora que experimentó la gama media y la incorporación de Xiaomi o Oneplus en el mercado occidental y estos móviles quedaron relegados a los usuarios de nicho que podíamos apreciarlos.

LG Wing y LG Rollable. LG, ¿Estás borracho?

En 2020 LG presentó el Wing, un móvil con dos pantallas cuyo panel superior se desplaza para hacer una suerte de “T” y que cuanto menos, nos ha dejado bastante loco.

Pero por si esto fuese poco, LG, durante sus anuncios del CES nos ha dejado ver su móvil enrrollable… Es curioso que solo unos días después de este anuncio, LG hable de acabar con su gama móvil.

LG no ha sido capaz de entender el mercado, pero no merece desaparecer

No tener un buen móvil de gama media, como el Moto G o Redmi Note (por ejemplo), limitarse a una gama alta en la que no ha sabido competir en marketing y características, y centrarse en una innovación que depende de que tu móvil triunfe para que siga existiendo; no es la mejor estrategia.

Pero con todo lo que nos ha dado LG en innovación, en Google Nexus y en estupefacción con el móvil 3D o el Wing, no podemos decir que nos alegremos de la delicada situación del sector móvil de LG.