Poco a poco nos vamos acercando a un mundo super tecnológico. La cosa es que la tecnología da pequeños pasitos, todos los días, los cuales hacen que esa transformación no podamos percibirla. No al menos sin hacer un ejercicio de abstracción, coger distancia, y ver el camino recorrido. Una vez que lo hacemos el golpe es duro y a la mandíbula: somos dependientes. Pero oye, lo somos porque casi siempre el cambio es a mejor, y los hologramas en los coches prometen serlo.

Pese a que suena a Star Wars vamos a explicar de qué se trata, porque es sencillo y a la vez muy innovador. Todo viene por la compañía Envisics, la cual lleva años desarrollando una tecnología que quiere meter las ventajas de los hologramas en los coches, concretamente en las lunas de los vehículos.

[Aquí vemos bien el funcionamiento del holograma – Créditos: Envisics]

Su propuesta parece bastante prometedora (otras compañías han intentado innovar por ese lado, como Mazda), tanto que han convencido a Hyundai Mobis, General Motors Ventures y otros grupos a invertir 50 millones de dólares en el desarrollo de los hologramas. La idea es empezar a producir en masa esta tecnología para el año 2025.

Con la holografía, Envisics quiere proyectar imágenes que parezcan reales delante de nuestro coche. Esto, entre sus funcionalidades, serviría para resaltar peatones, vehículos parados, direcciones del GPS…

[Gire levemente a la derecha – Créditos: Envisics]

Pese a que existan los hologramas ya, como el sistema Head-Up Display de Ford, el sistema de Envisics es radicalmente diferente a esto. Ya que, en lugar de mostrar sólo imágenes bidimensionales en un plano, Envisics utiliza un dispositivo llamado modulador holográfico, el manipula los rayos de luz y los combinada con algoritmos patentados. Esta combinación es capaz de simular la forma en que la luz se mueve a través del espacio. El resultado es un patrón tridimensional que rebota en el parabrisas del coche y parece como si viniera de más allá del cristal al reflejarse de vuelta al conductor.

La tecnología de Envisics ya está instalada en unos 200.000 coches Jaguar, pero usan una versión mucho más básica, la cual sólo puede mostrar información como la velocidad del coche. Y esto es muy básico.

[El coche de delante marcado en azul – Créditos: Envisics]

El futuro de los hologramas parece alejarse cada vez más de esa imagen de la Princesa Leia saliendo de R2D2, y acercándose más a un producto útil y fascinante. Larga vida a la tecnología que nos hace la vida más fácil y segura.