L’Oréal, el gigantefrancés de cosmética, ha anunciado la compra del 100% de la compañía canadiense ModiFace, especialista en realidad aumentada e inteligencia artificial para el segmento de la belleza.

El objetivo de L’Oréal es promocionar su gran colección de cosméticos de una forma más avanzada.

La tecnología de AR de Modiface ofrece una larga lista de aplicaciones de belleza, incluido un sitio web donde puedes probar digitalmente las barras de labios de Estee Lauder, por ejemplo. Esta compañía se ha asociado a lo largo de más de una década (desde 2006) con grandes marcas de cosméticos para crear aplicaciones de realidad aumentada para dispositivos móviles y de escritorio.

Las patentes de Modiface permiten a los usuarios visualizar diversos looks, así como peinados y maquillaje sobre sus propios rostros en tiempo real. También ha desarrollado tecnologías de maquillaje virtual en 3D y servicios de diagnóstico de piel y coloración.

Estrategia para mejorar en el terreno digital

ModiFace fue fundada en Toronto por Parham Aarabi y ahora mismo cuenta con 70 ingenieros e investigadores en plantilla, responsables de publicar más de 200 artículos científicos y haber registrado una treintena de patentes. La adquisición de esta startup forma parte de la estrategia de inclusión de L’Oréal en el terreno digital para mejorar la promoción de su cosmética. para dotar a sus 34 marcas de “las tecnologías más innovadoras en materia de servicios y de experiencia de belleza”.

“ModiFace se convertirá en el corazón de nuestros servicios digitales”.

Declaró Lubomira Rochet, directora digital de L’Oréal, destacando que ModiFace apoyará la reinvención de la experiencia de belleza alrededor de servicios innovadores.

L’Oréal vendió más de 2.000 millones de euros de sus productos online el año pasado, contribuyendo con un 8% a los ingresos totales. Los lazos con los bloggers de belleza en Instagram y YouTube han ayudado a aumentar las ventas de maquillaje a los consumidores más jóvenes que quieren estar perfectos para el mejor selfie.

Son muchas las marcas de cosmética que están viendo en la realidad aumentada un mercado en el que pueden intervenir para actualizarse y mejorar así su posicionamiento, lanzando herramientas  de AR que permitan a las personas comprobar como les queda cualquier peinado o maquillaje en tiempo real, y ahorrándose el laborioso proceso que conlleva.