El verano es una de las épocas más esperadas del año y no por su calor asfixiante. Más allá del debate de si es mejor el frío o el calor, el periodo vacacional despierta una ilusión en nosotros desde meses antes.

No obstante, este verano, así como todos los proyectos de ocio de este año, pasa por un filtro de incertidumbre económica. ¿Es seguro irse de vacaciones o es mejor ser precavido y quedarse en casa? Tanto si nos quedamos en la seguridad de nuestro hogar o si decidimos explorar viejos y nuevos destinos, la literatura siempre es un refugio ideal para los momentos de relax.

Asimismo, tanto en formato ebook como bolsillo le convierten en el compañero ideal de trayectos, y también pueden ser un juguete intelectual para los más pequeños. Si entre sus páginas, además, encontramos la puerta a un mundo mágico, se nos brinda el pasaporte a una experiencia escapista que nos permite conocer lugares de ensueño en realidades imposibles.

No obstante, ¿qué libro escoger? Tanto si dispones de una biblioteca extensa llena de tareas pendientes, o si buscas una nueva adquisición, en el presente artículo voy a compartirte un poco de mis estanterías.

Por supuesto, este listado está lleno de elecciones personales del género fantástico, más allá de los consabidos El Señor de los Anillos o incluso la saga de Geralt de Rivia. Mis recomendaciones se basan en novelas no tan conocidas, y también conocidas pero olvidadas, y que de alguna forma me han marcado personalmente.

Vencer al dragón (Barbara Hambly)

Su sinopsis ya nos adelanta que no se trata de la clásica epopeya de caballero contra dragón: “Cuando el dragón Morkeleb el Negro ocupó la Gruta de Ylferdun expulsando a los gnomos, el joven Gareth se atrevió a viajar a las lejanas Tierras de Invierno para buscar a John Aversin, Vencedor de Dragones, el único hombre vivo que, varios años atrás, había matado un dragón. A cambio de la promesa del rey de enviar ayuda a las Tierras de Invierno, Aversin aceptó intentar de nuevo la hazaña casi imposible de vencer a un dragón. En su empeño contó con la ayuda de su compañera, Jenny, una hechicera poco experta que conocía sus limitaciones y que, como Aversin, ya no era joven. Pero, ¡ay!, la realidad no tiene por qué ser igual a lo que narran las baladas. Los héroes son, en el fondo, seres humanos y, esta vez, deberán enfrentarse al dragón pero también a sí mismos, a las intrigas de una corte decadente y al poder aparentemente ilimitado de la maga Zyerne que mantiene al rey bajo un hechizo y parece perseguir misteriosos fines”.

Vencer al dragón es una novela sorprendente para quienes se han cansado de los estereotipos clásicos de la fantasía heroica, precisamente porque Hambly rompe con todos y cada uno de ellos para traernos una historia cuyo mensaje es “nada es tan bonito como lo narran en las baladas”.

Sus protagonistas, dibujados con un tierno naturalismo, nos recuerdan que el guerrero no siempre es el joven perfecto de fuerza infalible, o que las hechiceras no tienen por qué ser mujeres bellísimas y archipoderosas.

Además, a lo largo de la historia observamos un conflicto muy vigente a día de hoy: la conciliación laboral. Cuando “la clave de la magia es magia”, ¿merece la pena dejar el estudio arcano en un segundo plano para formar una familia?

El último unicornio (Peter S. Beagle)

Si naciste antes de los 80, o un poco después, tal vez tengas recuerdos velados de una película de animación que no pertenecía al imperio Disney, pero sí tenía un encanto especial.

Seguramente te suene una unicornia blanca, un mago torpe y una tosca mujer de gran corazón. O quizás recuerdes la cinta con total nitidez. De todos modos, se trata de la versión cinematográfica de El Último Unicornio, una novela con un gran lirismo y comedia sutil. Sin clásicos recursos de la fantasía como incorporar un mapa de su universo o un lenguaje inventado, Beagle ofrece una aventura sencilla y con pocos personajes que nos hacen reflexionar sobre la identidad personal y el sentido de pertenencia.

Aquí tampoco encontraremos guerreros perfectos, sino héroes que tratan de hacer lo que pueden con sus escasas armas, y una historia de amor de sabor agridulce. Su sinopsis:

“Cuando una hermosa unicornia descubre que se ha convertido en la última de su especie decide emprender un arriesgado viaje para buscar al resto de su pueblo. Ayudada por Schmendrick el Mago, cuya magia rara vez funciona, y por Molly Grue, se encaminará al país del rey Haggard a buscar al Toro Rojo, ya que ambos parecen ser la clave del misterio.
En su travesía desfilarán ante nosotros una galería de personajes inolvidables, una mariposa poeta, una malvada bruja, una arpía o gato que inventa acertijos”.

La saga Parabellum (Sergio Morán)

En ocasiones, la magia no tiene por qué relegarse a un mundo antiguo y lejano; puede integrarse en una ciudad con carreteras de asfalto y edificios de hormigón.

Este género, conocido como fantasía urbana, incorpora elementos conocidos de la fantasía clásica. Así, tenemos elfos y hadas conviviendo entre humanos del siglo XXI, y viven dramas de hoy y siempre como el racismo o los problemas de integración social. En esta tónica encontramos la saga Parabellum, de Sergio Morán, una saga detectivesca protagonizada por la detective Verónica Guerra alias Parabellum. Con su ingenioso sentido del humor, Morán presenta a una mujer muy auténtica y resuelta que combina su vida personal con su trabajo de detective paranormal. El punto de partida es El dios asesinado en el servicio de caballeros, que se presenta de la siguiente forma:

“Verónica, alias Parabellum, es detective paranormal y debe enfrentarse a todo tipo de criaturas en su trabajo. Pero detener una guerra entre dioses griegos y nórdicos puede ser demasiado incluso para ella.

Verónica Guerra, alias Parabellum, se acaba de encontrar el cadáver de un dios griego en el maletero del coche y no recuerda qué hace ahí. Pero Verónica es detective paranormal y eso no es lo más raro que ha visto.

Todo apunta a que ha sido apuñalado en un caso más de peleas de bandas entre panteones mitológicos y mucha gente parece interesada en que no lo remueva más de lo necesario. A Verónica le gusta su trabajo y un misterio así puede ser difícil de ignorar; aunque quizá no tanto cuando hay facturas que pagar y otros casos que resolver.

El problema es que tras el descubrimiento del cadáver los acontecimientos se precipitan, con el riesgo de que dos facciones divinas acaben declarándose la guerra en pleno centro de Barcelona. Verónica tendrá que vérselas con valkirias, vampiros, fantasmas y duendes irlandeses y evitar acabar siendo convertida en piedra si quiere resolver el caso. Y todavía debe sacar tiempo para llevar su coche a pasar la ITV.

No es una semana fácil para Verónica. Pero nadie dijo que ser detective paranormal fuera un trabajo fácil”.

Aunque para empezar se trate de pocas recomendaciones, son unas propuestas interesantes para este verano y que nos permitirán ver la fantasía con una perspectiva distinta. Estas tres novelas tienen en común que no es necesario ser un paladín bendecido por los dioses para protagonizar una aventura épica.