La marca británica cuenta con una división denominada McLaren Applied Technologies, responsable de mantener a la compañía a la vanguardia en el campo de la tecnología. Recientemente ha salido a la luz un encargo que le fue asignado por uno de sus clientes; un escudo ‘invencible’ para la protección de los órganos vitales.

La armadura es un chaleco fabricado a partir del material que (entre otros muchos le salvó la vida a Alonso en su accidente en Melbourne el año pasado) y que prolongará la vida de un anónimo millonario.

‘Nuestro cliente anónimo vino a nosotros con la esperanza de sentirse menos frágil. Quería tener una vida normal y lo que finalmente hemos hecho es que se sienta invencible‘, afirmó Dan Toon (director del proyecto) en la presentación del chaleco que protegerá el esternón de un paciente que quedó debilitado tras una intervención quirúrgica.

Un proyecto de McLaren para un cliente anónimo

Los profesionales de McLaren Applied Technologies empezaron haciendo radiografías del cuerpo de su paciente. Una exploración 3D permitió medir al milímetro las condiciones de su nuevo artilugio sanitario: ‘pasamos un mes generando y desarrollando ideas así como evaluando las restricciones’. Además, contaron con la colaboración de doctores profesionales.

El resultado: una armadura rígida con almohadillas de gel, que absorben cualquier impacto y se acopla a un chaleco de velcro. Todo a medida y con los mejores materiales, capaces de multiplicar por diez la resistencia del acero: la fibra Zylon y la Dyneema.

‘De la terapia digital a los programas de rendimiento humano y los dispositivos médicos a medida, nuestro objetivo es innovar en soluciones para la salud que se pueden adaptar a los pacientes individuales‘, ha señalado el jefe médico de McLaren.

‘El hilo común en todos nuestros proyectos son los datos. Utilizamos los datos para construir una imagen digital de cómo un paciente se recupera y luego, creamos soluciones.