El fabricante de automóviles alemán, BMW, ha presentado un nuevo prototipo eléctrico de MINI en el Frankfurt Motor Show. El prototipo entrará en fabricación en Oxford (Inglaterra) en 2019.

Aunque no se revelaron detalles del interior, el nuevo MINI conservará las tres puertas del modelo original, algo que la compañía cree que dará un ‘estilo individual’, en comparación con otros modelos eléctricos. “Hará de la electro-movilidad una experiencia altamente emotiva que combina la diversión de conducción, el estilo y el estilo individual, como es característico de la marca MINI”.

Gracias a la batería de iones de litio se garantiza un rango máximo y una agilidad MINI típica los anteriores modelos. El motor, al no requerir aire de refrigeración, la parrilla delantera hexagonal es más baja con la finalidad de mejorar la aerodinámica del coche, además de piezas de fijación de fibra de vidrio que reducen la resistencia aerodinámica. El acabado en pintura plata y amarilla es una reminiscencia del MINI E presentado en 2008.

Este concepto fue producido para una pequeña carrera de 600 coches para ser objeto de prueba y, no sólo convenció si no que proporcionó ideas para el primer vehículo eléctrico de BMW; BMW i3.

El anuncio no incluyó información sobre si el automóvil tendría opción de vehículo autónomo, pero el director del consejo de BMW anunció a principios de año que la tecnología autónoma es un enfoque continuo para la marca.

Este MINI eléctrico viene después de que el Reino Unido anunciara que se propone prohibir la venta de todos los vehículos diesel y gasolina a partir de 2040, siguiendo los pasos de otros países como Francia, Holanda y Alemania.