Durante el invierno de 1995 el telescopio Hubble dirigió su mirada hacia un punto concreto del universo oscuro, en el que parecía no haber nada, justo para ver lo que realmente había.

Tras 10 días consecutivos y 150 horas de exposición, encontraron una espectacular imagen con más de 1.500 galaxias brillando en una minúscula porción del universo.

Este breve vídeo animado, de un usuario llamado Bliink en Vimeo, muestra la importancia del descubrimiento de esta región aparentemente vacía y su importancia para entender el universo. Para entender tal magnitud el autor usa el ejemplo siguiente: imagina que coges un bolígrafo y lo levantas hacia el cielo. Ahora te fijas en la punta de éste y ese es el tamaño de la primera imagen de campo profundo que capturó el telescopio Hubble.

Pero, ¿qué podemos aprender del universo con las imágenes de campo profundas?

Este tipo de observaciones dieron a los científicos una idea más clara acerca de lo lleno que está el universo, además de una instantánea de éste de hace 13 mil millones de años.

Ahora, cada vez que observes el cielo nocturno piensa en todo lo que ves y en lo que hay en los huecos donde parece que no hay nada.